El Extracto de Mejillon Verde y sus Propiedades

mejillon verde

El mejillón verde (Perna canaliculus) es una ostra de Nueva Zelanda de la que se obtiene un extracto que es útil para el tratamiento de la artritis reumatoide y la artrosis.

Propiedades del Mejillon verde

El mejillón de labio verde de Nueva Zelanda se utiliza como una fuente de nutracéuticos. Por ser su extracto, una fuente rica en hierro, betaína, ácidos grasos poliinsaturados, carotenoides y glicoaminoglicanos, entre ellos el sulfato de condroitina, lo que hace de el, un producto natural con propiedades antiinflamatorias.

Actualmente se recomienda para tratar el dolor y la inflamación en casos de osteoartritis, artrosis, artritis reumatoide, asma y otras dolencias que implican respuestas inflamatorias excesivas. Según algunos estudios su capacidad antiinflamatoria es entre 100 y 200 veces superior a la del aceite de pescado y otras sustancias naturales. Y sin los efectos negativos de los analgésicos y antiinflamatorios farmacológicos.

Cuando se consume en forma de extracto o bien de extracto de lípido las propiedades medicinales del mejillón de labio verde quedan relegadas a las que le han hecho famoso: fuente natural de ácidos grasos omega-3 que ayuda a mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos, y el mayor antiinflamatorio de origen natural conocido hasta el momento.

Las propiedades antiinflamatorias de este bivalvo han sido probadas en rigorosos estudios científicos. Su poder es más de 100 veces superior al de cualquier otro alimento antiinflamatorio conocido y por ello puede competir con los fármacos sintéticos.

El principio activo antiinflamatoria es una molécula del tipo glucosamina, la cual se demuestra especialmente eficaz para problemas articulares: reuma, osteoartrosis y artritis. La acción de la glucosamina, libre en principio de efectos secundarios, se produce por un efecto acumulativo en el organismo. No se aprecian los beneficios del mejillón de labio verde hasta transcurridas seis u ocho semanas. A partir de ahí el tratamiento debe continuarse, sin embargo, al emplearse para aliviar enfermedades crónicos, se recomienda hacer un periodo de descanso anual antes de reiniciar el tratamiento.

La molécula responsable de la acción antiinflamatoria paulatina y sostenida del mejillón de labio verde ya era conocida hace años, el avance lo ha supuesto el encontrar una fuente natural tan rica en ella, dejando muy atrás al cartílago de tiburón, a algunas algas y al krill.

 

Propiedades del extracto lípido del mejillón de labio verde:

  • Reduce el edema.
  • Alivia el dolor provocado por la inflamación.
  • Mejora y/o previene los síntomas alérgicos.
  • Beneficia la salud articular, respiratoria y cardiovascular.
  • Protege la piel.
  • Apoya las funciones cerebrales.
  • Puede atenuar la depresión.
  • Ayuda a reducir el riesgo de enfermedad coronaria.
  • Contribuye a una mejora de la salud en general.

Usos del mejillón de labio verde

Las evidencias clínicas apuntan que es terapéuticamente eficaz en el tratamiento de:

  • alergias respiratorias,
  • asma,
  • estenosis bronquial,
  • artritis reumatoide,
  • gota
  • osteoartritis.

 

Se está estudiando si es de utilidad en colitis ulcerosa, dismenorrea, dolores menstruales, enfermedad de Crohn, espondilitis anquilosante, lupus, problemas cardiovasculares, psoriasis y rinitis alérgica.

 

¿Por qué es tan especial el mejillón de labio verde?

La alimentación del mejillón de labio verde consiste en organismos unicelulares llamados placton. La población particular de placton en esa región de la cual se alimentan los mejillones de labio verde está expuesta a mayores niveles de radiación que otras poblaciones mundiales.

Como resultado, el placton como medida de protección se ha adaptado produciendo altos niveles de antioxidantes. Cuando los mejillones de labio verde ingieren este placton absorben a su vez esta misma protección y se convierten en portadores de estos antioxidante.

 

Como la inflamación daña las articulaciones

Los daños de las articulaciones causan inflamación a las articulaciones y sus tejidos adyacentes. La inflamación causa dolor, rigidez, alargamiento de las articulaciones y más inflamación.

Cuando se mantiene un dolor ó cuando el cuerpo alberga un organismo extraño (virus, hongo ó bacteria) el cuerpo responde liberando una serie de productos químicos, que pueden causar enrojecimiento, hinchazón, dolores que pueden interferir con su función. Aunque esto parezca extraño, éstas son respuestas deseables del organismo, aunque no sean placenteras. Esta es la forma en que el organismo se protege contra dichas infecciones. Las heridas dañan la integridad de la piel asi como los tejidos, músculos y venas que estén conectados a éste. Una herida lo pone en riesgo de infección, la cual puede ser causada por la penetración de un organismo dañino a través de la ruptura. El cuerpo debe responder a la herida reparando y sanando el tejido dañado. Para lograr eso, los vasos sanguíneos se expanden para transportar más sustancias químicas al área afectada. Los pequeños vasos sanguíneos, los capilares se hacen más flexibles: las normalmene apretadas paredes protectoras capilares se relajan para permitir la gran invasión de moléculas defensoras y combatir al organismo invasor para ayudar a repara la zona dañada. Finalmente, las sustancias químicas abandonan los capilares y penetran en tejidos adyacentes.

Entre los poderosos productos químicos liberados por los capilares están los leucotrienos. Los leucotrienos son producidos por la via de LOX (lipoxigenasa), mientras que la vía COX (cicloxigenasa) libera otras sustancias inflamatorias llamadas prostaglandinas y tromboxanos. Cada una tiene una función diferente creando inflamación.

En las enfermedades auto-inmunes, como son la artritis y el asma, el organismo reacciona “recurriendo a su sistema de defensa” para combatir a un invasor “foráneo” cuando en realidad no existe ninguna invasión. Se puede entender que en realidad existe un pequeño pero constante flujo de “micro invasores”, causando pequeñas e indetectables respuestas inflamatorias que se acumulan con el tiempo para crear un estado crónico de inflamación.

Hay dos tipos de artritis, la osteoartritis y la reumatoide. Aunque los dos procesos de inflamación en cada artritis pueden ser similares y los microtraumas pueden tener un rol importante en las dos condiciones, la osteoartritis es causada con más frecuencia por los daños producidos por el impacto ó el desgaste. La Osteoratritis se acentua con la edad.

La artritis reumatoide por el contrario, es una enfermedad estrictamente auto-inmune. Aunque puede ser agravada por daños mayores ó menores, estos factores no son sus causantes, todavia los expertos están tratando de entender porqué el organismo “decide” atacarse a sí mismo con enfermedades auto inmunes.

Los dos tipos de artritis parecen tener su origen químico en las articulaciones afectadas. Se ha descubierto que las articulaciones contiene células llamadas mastocitos, que tienen un importante rol en el proceso inflamatorio. Cuando se activan, liberan mediadores inflamatorios asociados con la inflamación, histamina, leucotrienos, prostaglandinas y tromboxanos. Descubrir el rol de los mastocitos en la inflamación representa un importante descubrimiento científico porque demuestra que la inflamación de las articulaciones no está relacionada con otra inflamación del cuerpo, sino que se origina en las articulaciones. Esto hace a las articulaciones aún más vulnerables de lo que se habia pensado, convirtiéndose en víctimas de un constante ataque de micro traumas y otros daños.

Investigadores procedentes de la Australia´s RMIT University y de la empresa SGE International PTY LTD. informan que los especiales ácidos grasos poliinsaturados omega 3 extraidos del mejillón de labio verde (Perna canliculus) inhibieron leucotrienos y la actividad de la cicloxigenasa (COX), ambos implicados en el proceso inflamatorio.

La inflamación crónica, causada por una manifestación excesiva o una pérdida de control sobre el normal mecanismo de protección del organismo, ha sido relacionada con una serie de enfermedades unidas a dolencias cardiacas, osteoporosis, declive cognoscitivo y Alzheimer y diabetes tipo-2.

 

Estudios del mejillon de labio verde

El interés por el mejillón de labio verde data desde que se empezó a notar que los maoríes de la costa sufrian menos artritis que los del interior del país. En el año 1970 una compañia Australiana comenzó a estudiar los beneficios para la salud del mejillón de labio verde Neozelandés y encabezó el trabajo inicial que finalmente, dio como resultado la producción de esta ácido graso específico. Los primeros productos elaborados del mejillón de labio verde de Nueva Zelanda fueron varias preparaciones de polvo de mejillón seco.

Hacia 1975 se obtuvo un extracto de polvo seco congelado. Para el año 1978, los productores del extracto de mejillón en polvo estaban buscando activamente la validación científica de que el extracto podría ser beneficioso para reducir los síntomas de la artritis; lograron acaparar la atención de los doctores Robin y Sheila Gibson, un matriminio escocés que trabajando en equipo realizaron el primer estudio importante. Los resultados publicados en 1980 en “The Practicioner”, mostraron claramente que el extracto de polvo del mejillón tiene un efecto substancial en ciertas formas de artritis.

Sigue siendo un hecho que, en las pruebas que han arrojado resultados positivos, el 70-75% de los pacientes que sufrían de Artritis Reumatoide obtienen mejorías con el extracto de mejillón verde. En los afectados por la Osteoartritis, se ha visto que el 40-45% mejoran con la suplementación del extracto de mejillón verde. El nivel de estos resultados es superior, si se compara con los de los medicamentos convencionales.

Hay pocas dudas acerca de que el extracto de mejillón verde muestra determinada actividad anti-inflamatoria en las investigaciones realizadas sobre animales, pero el agente responsable no se ha determinado. El modo de acción es similar al que se ha comprobado en los medicamentos anti-inflamatorios no esteroides, es decir, el de inhibición de las prostaglandinas que inducen la inflamación. Las propiedades anti-inflamatorias del extracto de mejillón verde han sido comprobadas como exclusivas: no aparecen en ningún otro tipo de molusco o crustáceo.

También se ha aislado una substancia antihistamínica del extracto de un mejillón verde de Nueva Zelanda, y recientes investigaciones la han identificado como la lisolecitina. Se ha visto que esta substancia ejerce una acción preventiva frente a la artritis inducida en animales experimentales cuando se les administra de antemano. Investigaciones realizadas en animales han demostrado también un significativo efecto protector del extracto de mejillón verde frente al efecto ulcerante de los medicamentos anti-inflamatorios. Nuevas investigaciones han vinculado esta propiedad con determinadas fracciones de lípidos procedentes del extracto de mejillón verde. Las propiedades ulcerogénicas de los medicamentos anti-inflamatorios son muy especialmente significativas, particularmente en los pacientes de edad avanzada, que pueden dar origen a una úlcera gástrica o duodenal durante el tratamiento de su padecimiento artrítico con medicamentos anti-inflamatorios no esteroides convencionales.

Hasta hace unos años no se sabía a ciencia cierta cuál pueda ser el componente activo del extracto de mejillón. Este extracto es rico en glico-amino-glicoles, substancias que, cuando vienen de otras fuentes (p.ej. del cartílago de ternero) han resultado ser efectivas tanto en la Artritis Reumatoide como en la Osteoartritis, de modo que es posible que este tipo de substancias contribuyan en su benéfica actividad. Lo que aún se ignora es si estas substancias contribuyen en la bien probada actividad anti-inflamatoria de este extracto.

Contraindicaciones del mejillon de labio verde

Se trata de un producto completamente seguro aún tomándolo durante largos periodos de tiempo y la ausencia de efectos secundarios es un sorprendente contraste respecto a los frecuentes y potencialmente graves efectos secundarios que producen los medicamentos antiinflamatorios sintéticos que van desde diarreas o estreñimiento a vértigos pasando por somnolencia, gases, vómitos, náuseas, mayor susceptibilidad a quemaduras solares, problemas estomacales -incluso úlceras-, dolor de cabeza, problemas cardiovasculares y hasta la muerte.

Y tampoco hay riesgo de sobredosificación.

Diversos investigadores de Australia trataron de inducir en ratones algún tipo de reacción negativa suministrándoles dosis elevadas del extracto y no lograron causarles ningún efecto secundario más allá de alguna náusea.

Tampoco causa reacciones en personas alérgicas a los derivados marinos o a los moluscos porque no contiene ni proteínas ni carbohidratos, alimentos que clásicamente inducen las alergias.

Y como no lleva sal pueden tomarlo sin riesgo las personas que sufran de hipertensión o sigan una dieta baja en sodio.

En suma, se trata de un producto terapéuticamente eficaz y seguro para tratar cualquier proceso inflamatorio.

Por precaución se recomienda que las embarazadas o los niños menores de 3 años lo tomen sólo después de consultar con un profesional de la salud.

Los efectos de su ingesta suelen empezar a notarse entre las 2 y las 6 semanas de iniciado el tratamiento siempre y cuando se tome de forma regular y diaria.

Las personas con alergia a los mariscos deben consultar a un médico antes de tomar mejillón verde.

 

 

El Extracto de Mejillon Verde y sus Propiedades

Me encantan tus preguntas y comentarios