La historia del aceite de cáñamo y sus usos medicinales se remonta a las primeras épocas de la medicina, y la primera mención registrada de los usos medicinales de esta planta se encuentra en la Gran enciclopedia de hierbas del emperador Shennong, que data de 2700 a.

Hasta su prohibición en 1930, hace menos de 100 años, el cannabis era el extracto de plantas medicinales más prescrito en el mundo y era parte esencial de innumerables medicinas, desde jarabes para la tos hasta analgésicos.

Tipos de Aceite de Cañamo

El cannabis existe desde hace miles de años y se cree que se originó en el sur o el centro de Asia. Las dos especies principales de cannabis son Cannabis sativa y Cannabis indica. Tanto Cannabis sativa como indica contienen cantidades variables de componentes psicoactivos y no psicoactivos.

El Cannabis sativa es más comúnmente conocido por sus efectos estimulantes y mentales, mientras que Cannabis indica es más conocido por sus efectos relajantes y calmantes para el cuerpo.

Debido a sus propiedades recreativas, en los últimos tiempos, la mayoría de las cepas que se criaban, se hacía con la intención de aumentar la cantidad del principal componente psicoactivo, el  TCH o tetrahidrocannabinol.

Sin embargo, en la última década, los investigadores se han interesado cada vez más en los beneficios médicos de otro compuesto conocido como cannabidiol o CBD, que es un componente no psicoactivo, con propiedades medicinales.

Pero….., ¿como distinguir entre el cannabis y el cáñamo?

Sencillo.

Hay muchas variedades de Cannabis sativa, los cuales, tienen diferentes cantidades de THC y CBD.

Las variedades de cannabis sativa que tienen más del 0.3% de THC se conocen comúnmente como marihuana.

Las variedades que contienen menos del 0,3% de THC se conocen comunmente como cáñamo.

El llamado hachís se obtiene del polen de la planta y tiene una altísima concentración de TCH.

 

Una vez aclarado este lío paso a definir los 4 tipos de aceites de cáñamo que existen:

  1. Aceite de cáñamo.

    Este producto se extrae del tallo de una planta de cáñamo, buscando su contenido en CBD. Legalmente, debe tener menos de 0.3 por ciento de THC.

  2.  Aceite de semilla de cáñamo.

    Este es el aceite que se extrae de las semillas de cáñamo, no contenien apenas THC o CBD y se utiliza por su perfil saludable de ácidos grasos.

  3.  Aceite de CBD.

    En los países donde el cannabis es legal, el aceite de CBD se puede hacer a partir de Cannabis sativa o cáñamo y está hecho de toda la planta, incluida la parte de floración. Y, en los países donde el cannabis es ilegal, el aceite de CBD debe ser hecho de cáñamo, lo que significa los tallos de la planta de cáñamo y menos de un 0,3% de THC.

  4.  Aceite de cannabis.

    Este aceite se extrae de la planta de Cannabis sativa que puede contener tanto CBD como THC en concentraciones variables. Puede contener altas cantidades de THC, lo que podría ser problemático para quienes no buscan los efectos psicoactivos del aceite de cannabis.

 

Propiedades del Aceite de Cáñamo

Cuando hablamos de los beneficios del aceite de cáñamo, a lo que nos referimos principalmente es a la beneficios del CBD que este contiene.

El CBD es un potente antioxidante, lo que significa que protege su cuerpo contra el daño de los radicales libres, y se cree que tiene propiedades antidepresivas, antináuseas, protectoras del intestino e inmunológicas.

Este aceite, contiene todos los beneficios nutricionales del aceite de semilla de cáñamo, y los beneficios proporcionados por el CBD: contiene más de 400 fitonutrientes, incluidos varios cannabinoides, terpenos, flavonoides y polifenoles.

Se extrae de plantas enteras de cáñamo que se selecionan para que contengan altas concentraciones del CBD natural, el cúal, es capaz de ayudar a nuestros sistemas endocannabinoides internos a modular casi todas nuestras funciones corporales:

“La ciencia moderna ha descubierto que estamos conectados con un sistema de receptores cannabinoidesa través de nuestro cerebro y cuerpo llamado sistema endocannabinoide. Cuando estos receptores se activan, permiten la comunicación bidireccional entre los sistemas del cuerpo, algo que los libros de ciencias habían enseñado anteriormente era imposible”.

El cáñamo es la única planta que puede hablarle al cuerpo humano de esta manera, y esto es lo que hace que el CBD sea realmente especial. Entre sus muchas virtudes:

  • Proporciona el equilibrio perfecto de los ocho aminoácidos esenciales.
  • Es una buena fuente de proteína de albúmina y edestina
  • Es rico en hierro y magnesio, y fuente de vitamina E, caroteno y fitoesteroles
  • Contiene grandes cantidades de potentes antioxidantes

 

El aceite de cáñamo se puede consumir de diferentes maneras.

  • por vía oral, tarda de 30 a 90 minutos en hacer efecto
  • sublingual o fumado a través de la vaporización; que haría efecto inmediato.
  • o por aplicación tópica; que se puede aplicar directamente en áreas de dolor o inflamación, o aplicar para que lo absorba la sangre.

 

 

Beneficios del Aceite de Cáñamo

Epilepsia

El CDB del aceite de cáñamo ha sido utilizado por pacientes con epilepsia recalcitrante durante décadas. Un estudio retrospectivo reciente de Israel mostró disminuciones significativas en la actividad convulsiva con el uso de cannabis medicinal enriquecido con CBD. En este estudio, el 52 por ciento de los pacientes tuvo una reducción de más del 50 por ciento en la actividad convulsiva.

 

Ansiedad

Se ha demostrado que disminuye la actividad en la parte límbica del cerebro humano, responsable de nuestra respuesta de “lucha o huida”. Un estudio en 2011 encontró que el aceite de CBD redujo significativamente la ansiedad y el deterioro cognitivo en comparación con el placebo.

 

Dolor

Hay algunos estudios en animales que muestran marcadores mejorados para el dolor y la inflamación con el uso de aceite de cáñamo tópico. Sin embargo, la mayoría de los datos actuales que estudian los beneficios de los cannabinoides para el dolor muestran que la combinación de CBD con THC es la más efectiva para el dolor.

 

 

 

Usos del Aceite de Cáñamo

  • Ansiedad
  • Dolor
  • Epilepsia
  • Alzheimer
  • Parkinson
  • ADD y TDAH
  • Trastorno obsesivo compulsivo
  • Cáncer
  • Colitis ulcerosa
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica
  • Artritis psoriásica
  • Estenosis espinal
  • Abstinencia de nicotina, opioides, benzodiazepinas y drogas
  • Picaduras de insectos
  • Eccema, psoriasis y acné
  • Colesterol
  • Estrés
  • Presión arterial alta
  • Diabetes
  • Enfermedad cardiovascular
  • Reuma y osteo-artritis.

Contraindicaciones del Aceite de Cáñamo

El aceite de cáñamo es seguro para toda la familia.

Pero, hay que recordar que cada persona es diferente, por lo cúal, cada persona responde de manera diferente a las dosis de CBD.

Lo ideal es comenzar despacio, con una dosis baja e irla aumentando lentamente para ver cúal es la dosis que mejor se le adapta.

Algunas veces, dosis pequeñas repartidas cada 4 horas pueden tener un efecto más sustancial que las dosis más grandes.

No usar este aceite si se está embarazada, amamantando.

Si está tomando medicamente, consulte con un profesional ya que se ha demostrado que el CBD interactúa con medicamentos comunes.

Aunque es muy raro, algunas personas informan efectos secundarios al usar aceite de cáñamo. Estos efectos secundarios incluyen presión arterial baja, boca seca, lentitud de pensamiento, aturdimiento y sedación.

ENCONTRAR ACEITE DE CÁÑAMO CBD AQUI

Propiedades del Aceite de Semillas de Cáñamo

El aceite de semilla de cáñamo es una gran fuente de nutrientes de alta calidad y tiene un largo historial de uso en la cultura oriental como remedio natural multiusos.

Las semillas de cáñamo son ricas en proteínas, ácidos grasos poliinsaturados, omega 6, omega 3 y fibra insoluble. Son una buena fuente de tocoferoles o antioxidantes de vitamina E. Están repletos de minerales como potasio, magnesio, hierro, zinc, calcio y fósforo, además de microelementos como estroncio y cromo.

El aceite de semilla de cáñamo prensado en frío se extrae de cepas sin cantidad rastreable de THC. Y es reconocido por la Organización Mundial de la Salud como un antioxidante natural y es de las pocas fuentes conocidas de acidos grasos Omega balanceados: proporción 3:1 perfecta de Omega 6/Omega 3.

También es una buena fuente de ácido gamma-linolénico, y contiene un alto contenido de la enzima lipasa, que es un gran quelador de la placa (proteína no digerida y colesterol) de las arterias.

El cáñamo es también el único aceite vegetal que contiene vitamina D, que es necesario para la absorción de calcio, resultando especialmente útil para los veganos.

 

 Beneficios del Aceite de Semillas de Cáñamo

Piel.

Una de las cosas más maravillosas del aceite de cáñamo es que la piel lo absorbe fácilmente para obtener una mayor hidratación y nutrición. Es perfecto como alimento para la piel porque es rico en nutrientes, antioxidantes y ácidos grasos esenciales, por lo que es el aceite transportador ideal para masajes y tratamientos curativos.

Regenera y energiza la capa protectora de la piel debido a su alto contenido de ácidos grasos omega 3 y omega 6, tiene una composición similar a los lípidos de la piel, lo que la convierte en un excelente emoliente y humectante natural.

Es especialmente útil para pieles y uñas secas, cansadas o deshidratadas. Aumenta la elasticidad de la piel y la capacidad de retención de agua en los tejidos.

También se puede usar para tratar el cabello seco y a menudo se incluye en acondicionadores para el cabello.

El aceite de cáñamo no solo contribuye a mejorar la función de barrera y la apariencia de la piel, sino que también ofrece otros beneficios, como alivio del acné, abrasiones menores, psoriasis y eczema.

 

Sistema inmune

Se ha demostrado que los ácidos grasos esenciales presentes en este aceite, mejoran la flora intestinal y apoyan la respuesta y la función del sistema inmune.

Por otro lado, se sabe que ayuda a equilibrar el Ph del cuerpo y combate la inflamación crónica, ayudando a crear un ambiente poco favorable para el crecimiento de las células cancerosas.

 

Estado de animo.

Varios estudios han demostrado que la administración de suplementos de Omega 3 puede mejorar los síntomas en el trastorno bipolar.

Por otro lado, los endocannabinoides son esenciales para el estado de ánimo, ya que, el sistema endocannabinoide regula la liberación de neurotransmisores, algunos de los cuales juegan un papel importante en condiciones como la depresión y la ansiedad.

 

Hormonas

El cáñamo es la única semilla comestible que contiene ácido gamma-linolénico, que finalmente se convierte en la hormona protectora prostaglandina PGE1 que regula el equilibrio hormonal y favorece la salud en la menopausia.

Puede ayudar a aliviar el síndrome premenstrual y reducir los calambres y el dolor durante la menstruación.

 

Otros beneficios

  • Puede ayudar a prevenir las venas varicosas: al igual que otros compuestos ricos en omega-3, el aceite de cáñamo puede diluir la sangre, reduciendo los coágulos de sangre y las venas varicosas.
  • Ayuda a prevenir la desmielinización del sistema nervioso: los ácidos grasos esenciales son necesarios para mantener la estructura de la membrana celular sana y previenen la desmielinización, la destrucción de la vaina de mielina (una membrana que protege las células nerviosas).
  • Puede ser un excelente aditivo alimentario para los diabéticos. Los nutrientes presentes en él pueden ayudar a moderar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Ayuda a reducir el colesterol
  • Es bueno para la salud del corazón.
  • Es una excelente nutrición para el cerebro

 

Usos del Aceite de Semillas de Cáñamo

  • contrarrestar el envejecimiento de la piel
  • mejorar la salud cardiovascular.
  • psoriasis.
  • Mejora el sistema inmune
  • Poderoso antiinflamatorio; alivia el dolor artrítico
  • Reduce la presión arterial alta
  • Apoya el metabolismo saludable y el crecimiento celular
  • Mejora la función y el enfoque del cerebro; ayuda a reducir los síntomas del TDAH
  • Protege al cerebro contra la pérdida y el deterioro de la memoria relacionada con la edad
  • Ayuda a reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer

 

Contraindicaciones del Aceite de Semillas de Cáñamo

A pesar de sus beneficios para la salud, el aceite de semillas de cáñamo debe ser evitado por pacientes con cáncer de próstata o personas que toman anticoagulantes.

Por sus propiedades anticoagulantes, las personas con enfermedades cardiacas que toman anticoagulantes, deben evitarlo, de la misma manera si se va a someter a alguna cirijía, debe suspenderlo una semana antes.

Se ha relacionado con el cáncer de próstata, de manera que si tiene esta condición, evite su uso.

En dosis altas, podría causar nauseas, diarrea y/o calambres abdominales.

No debe calentarse: las altas temperaturas pueden desnaturalizar las grasas insaturadas del aceite de cáñamo y convertirlas en grasas saturadas.

ENCONTRAR ACEITE DE SEMILLAS DE CAÑAMO AQUI

 

Me encantan tus preguntas y comentarios