aceite de coco

El aceite de coco, hecho con pulpa de coco seca, se ha convertido hoy en día en uno de los superalimentos más controvertidos. Por un lado, existen numerosos estudios que demuestran sus múltiples beneficios, pero por otro lado parace ser que si se sobrepasa cierto límite de su consumo, podría no ser tan beneficioso.

Propiedades del Aceite de Coco

Es importante resaltar, que el aceite de coco parcialmente hidrogenado no es considerado saludable, ya que es similar a otros aceites procesados ​​que contienen grasas trans.

Sin embargo, el llamado aceite de coco “virgen” es extraido sin el uso de productos químicos u otros agentes extraños y es el que posee los beneficios y propiedades a los que nos refereriremos en este artículo.

Contiene proteínas, antioxidantes, grasas saturadas y grasas saludables llamadas ácidos grasos de cadena media, entre las que se incluyen:

  • El Ácido caprílico
  • El Acido laurico
  • Y el Acido caprico

Este aceite, es una grasa saturada saludable, y de esa grasa aproximadamente el 62% son ácidos grasos de cadena media, que a diferencia de los ácidos grasos de cadena larga que se encuentran en los aceites de origen vegetal, estos son:

  • Más fáciles de digerir
  • No se almacenan fácilmente como grasa
  • Son antimicrobianos particularmente el laúrico y antifúngicos particularmente el caprílico.
  • Son más pequeños de tamaño, lo que permite una permeabilidad celular más fácil para conseguir energía inmediata
  • Se procesan ​por el hígado, lo que significa que se convierten inmediatamente en energía en lugar de almacenarse como grasa

 

Beneficios del Aceite de Coco

Piel

El coco es bueno para la piel, especialmente en el tratamiento de heridas, quemaduras y dermatitis. También actúa como bloqueador solar y como crema hidratante para la piel, gracias a los dos ácidos grasos primarios en el aceite de coco sin refinar, el caprílico y el láurico, y a su componente antioxidante, que se une para reducir la inflamación debajo de la piel y promover una mejor curación.

La investigación muestra que el aceite de coco mejora la dermatitis y otros trastornos de la piel al menos al igual que el aceite mineral y otras cremas hidratantes convencionales .

 

Salud dental


Es una poderosa arma contra las bacterias de la boca, como el Streptococcus mutans, la bacteria en la boca que causa la placa dental, la caries y la enfermedad de las encías.

Se ha comprobado en estudios que realizar oil pulling durante 10 minutos diarios, redujo estas bacterias tan eficazmente como utilizando un enjuague bucal antiséptico. También se comprobó que reduce significativamente la inflamación y la placa en adolescentes con gingivitis.

 

Salud Cerebral y Alzheimer

La digestión de los AGCC por el hígado crea cetonas a las que el cerebro puede acceder fácilmente para obtener energía. Las cetonas suministran energía al cerebro sin la necesidad de insulina para procesar la glucosa en energía.

Investigaciones recientes han demostrado que el cerebro en realidad crea su propia insulina para procesar la glucosa y potencia las células cerebrales. A medida que el cerebro de un paciente con Alzheimer pierde la capacidad de crear su propia insulina, las cetonas del aceite de coco podrían crear una fuente alternativa de energía para ayudar a reparar la función cerebral.

Varios estudios han encontrado que los acidos grasos de cadena media tienen beneficios impresionantes para los trastornos cerebrales, como la epilepsia y el Alzheimer.

Además, como es rico en antioxidantes, se sabe que el aceite de coco frena el proceso de envejecimiento.

 

Pérdida de peso

El aceite de coco también puede ayudar a perder peso, ya que actúa como un quemador de grasa y un quemador de calorías, siempre que sea aceite de coco virgen. Un estudio muestra que el ácido cáprico del aceite de coco ayuda a mejorar el rendimiento de la tiroides, lo que a su vez reduce el ritmo cardíaco en reposo del cuerpo y ayuda a quemar grasa para aumentar la energía.

Ayuda a reducir la grasa abdominal, para ello, según los estudios, solo haría falta tomar 2 cucharadas diarias.

Los triglicéridos de cadena media, que contiene, pueden ayudar a reducir el hambre, lo que lleva a una disminución espontánea de la ingesta de calorías. Y al absorberse rápidamente por el organismo, pueden aumentar la cantidad de calorías que quemamos.

El aceite de coco puede ayudar a reducir los niveles de obesidad en el cuerpo y también combate la resistencia a la insulina, problemas que a menudo conducen a la diabetes tipo dos.

 

Infecciones e Inflamación

El aceite de coco virgen tiene propiedades antibacterianas que pueden ayudar a tratar las infecciones.

Un estudio de probeta encontró que detuvo el crecimiento de la bacteria intestinal Clostridium difficile, que causa diarrea severa .

También parece combatir las levaduras, un efecto generalmente atribuido al ácido láurico, el principal ácido graso en el aceite de coco. Los investigadores descubrieron que es tan efectivo como el fluconazol, el medicamento antimicótico que se suele recetar para las infecciones por cándida.

Parece reducir los marcadores de estrés oxidativo e inflamación.

 

Salud del corazón

Dado que el aceite de coco es tan alto en grasas saturadas, eso ayuda a aumentar el colesterol HDL (o “bueno”) para prevenir las enfermedades del corazón y reducir los triglicéridos altos. Además, el aceite de coco también realiza una hazaña bastante notable y saludable para el corazón: ayuda a convertir el colesterol malo en colesterol bueno.

 

Energía

Este aceite, contiene ácidos grasos de triglicéridos de cadena media, que se digieren de manera diferente a los triglicéridos de cadena larga que se encuentran en la mayoría de los alimentos.

Estas grasas van directamente de su intestino a su hígado, donde se pueden usar como una fuente rápida de energía que no aumenta los niveles de azúcar en la sangre.

 

Digestión

Ayuda a la digestión de los alimentos ya que ayuda al cuerpo a absorber los componentes solubles en grasa, como las vitaminas y el magnesio. También elimina las bacterias tóxicas y la cándida, que provocan una digestión deficiente y la inflamación del estómago. Eso ayuda a prevenir las úlceras estomacales.

Pelo

Puede ayudarnos a mantener el cabello saludable. En un estudio se constató que la estructura única del ácido láurico, el principal ácido graso de este aceite, puede penetrar en el tallo del cabello de una manera que la mayoría de las demás grasas no pueden y reducir la pérdida de proteínas del cabello cuando se aplica antes o después del lavado con champú.

 

 

Usos del Aceite de Coco

  • Evitar problemas dentales como caries e infecciones en las encias por medio del oil pulling.
  • Cocinar, ya que es un aceite mucho más estable cuando es sometido al calor.
  • Desodorante natural
  • pérdida de peso
  • Artritis
  • Infecciones urinarias
  • Candida
  • salud digestiva
  • colesterol moderado
  • Alzheimer

 

 

Contraindicaciones del Aceite de Coco

El aceite de coco es seguro para la mayoría de las personas aplicado en la piel.

Por vía oral no se debe sobrepasar las dosis de 10 ml (1 cucharada), dos o tres veces al día durante un máximo de 3 meses seguidos, el aceite de coco contiene un tipo de grasa que puede aumentar los niveles de colesterol, así como gran capacidad de sobrecargar el hígado. Debe evitarse el consumirlo en exceso.

Limitar su ingesta diaria a 30 ml, debería dejar suficiente espacio en su dieta para nutrientes grasos adicionales, como nueces, aceite de oliva y algunas frutas.

Si está tomando aceite de coco por primera vez, comience gradualmente con una cucharada de aceite de coco y vaya introduciendo poco a poco hasta llegar a tres cucharadas por día. Ingerir demasiado aceite de coco de inmediato puede provocar náuseas.

Otros efectos secundarios relacionados con el aceite de coco incluyen dolor de cabeza, mareos, fatiga, glándulas inflamadas, dolor en las articulaciones o músculos, malestar estomacal, escalofríos, urticaria o erupciones cutáneas, u otras afecciones cutáneas adversas.

Embarazo y lactancia: no hay suficiente información confiable acerca de la seguridad de tomar aceite de coco como medicamento si está embarazada o en periodo de lactancia.

Niños: el aceite de coco es bastante seguro cuando se aplica en la piel durante aproximadamente un mes. No hay suficiente información confiable sobre la seguridad de tomar aceite de coco por vía oral como un medicamento.

Colesterol alto: El contenido de grasa saturada en el aceite de coco es más alto que el de otras grasas o aceites (mantequilla o aceite de oliva), este tipo de grasas pueden aumentar el colesterol, tanto el bueno como el malo(LDL). Esto podría ser un problema para las personas que ya tienen colesterol alto.

Daño hepático: Los ácidos grasos de cadena media en el aceite de coco se transportan al hígado, donde se convierten en energía. La velocidad a la que estas grasas llegan al hígado puede llegar a estresar el hígado si se sobrepasa la cantidad diaria recomendada de 30 ml. Si tiene alguna enfermedad del hígado o diabetes, se recomienda evitar el aceite de coco o cualquier otro alimento que contenga ácidos grasos de cadena media.

 

ENCONTRAR ACEITE DE COCO AQUI

Me encantan tus preguntas y comentarios