Nutrientes Naturales

D-Ribosa: Usos, Beneficios y Contraindicaciones

La D-ribosa es un azúcar involucrado en la producción de energía en el cuerpo y también es la base estructural del ADN y el ARN. Se usa comúnmente para ayudar con la enfermedad cardíaca y el síndrome de fatiga crónica.

Propiedades de la D-Ribosa

Nuestras células producen naturalmente D-ribosa, pero el proceso es lento y cada uno de los órganos que la fabrican, producen diferentes cantidades. El hígado, las glándulas suprarrenales y el tejido adiposo son grandes productores; el corazón, el cerebro, los tejidos nerviosos y los músculos, por otro lado, producen solo lo suficiente para satisfacer sus necesidades diarias.

Como ya he dicho, la D-ribosa es un azúcar natural presente en todas las células vivas, porque es un componente clave en muchas vías biológicas, pero es más activo en la glicación (unión entre un azúcar y una proteína o molécula de grasa).

Junto con la adenina, forma la molécula de adenosina del trifosfato de adenosina (ATP), la principal unidad de almacenamiento y transporte de energía. También se usa para producir dinucleótido de nicotinamida adenina (NAD) y dinucleótido de flavina adenina (FAD), dos moléculas importantes involucradas en la respiración celular. y es la base estructural clave del ARN y el ADN

Este azúcar simple de cinco carbonos, que se encuentra naturalmente en nuestros cuerpos, no se comporta como el resto de los azúcares.

Los otros azúcares son utilizados por el cuerpo como combustible, el cuerpo los “quema” para producir energía; pero debido a que se usan en exceso, terminan siendo tóxicos para nuestro organismo.

Sin embargo, el cuerpo trata la ribosa de manera diferente y la conserva para fabricar la molécula de energía (el ATP) que impulsa nuestros corazones, músculos, cerebros y cualquier otro tejido en el cuerpo.

 

 

Beneficios de la D-Ribosa

1) Salud del corazón

La D-ribosa aumenta los niveles de ATP en las células del corazón y mejora la función cardíaca.

La insuficiencia cardíaca congestiva es una afección en la que los músculos del corazón no bombean sangre tan bien como deberían. En un estudio de 15 pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva (DB-RCT), la D-ribosa mejoró la función cardíaca.

Ayudó a los pacientes con cardiopatía estable a hacer ejercicio durante más tiempo sin desarrollar dolores en el pecho (angina) o cambios en el ECG.

Los suplementos de esta sustancia junto a la L-cisteína también disminuyeron el LDL  (colesterol malo) y otras grasas oxidadas y redujeron el estrés oxidativo en la aorta, la arteria principal que transporta la sangre desde el corazón.

 

El corazón produce suficiente D-ribosa para mantenerse, en circunstancias ideales. Cuando las condiciones no son perfectas, como cuando el corazón no obtiene suficiente sangre u oxígeno, la producción disminuye. Eso significa que la producción de ATP también se ralentiza.

Esta circunstancia es peligrosa en pacientes con problemas cardíacos porque los niveles bajos de oxígeno y el flujo sanguíneo lento son comunes en las enfermedades cardiovasculares, por lo que estas personas son especialmente propensas a tener niveles bajos de D-ribosa y ATP.

Tener un evento isquémico agudo, como un ataque cardíaco, es aún más problemático. Además de reducir de forma rápida y sustancial la D-ribosa y el ATP, estos eventos reducen aún más las reservas de energía del corazón a medida que el cuerpo repara el tejido dañado.

En todos los escenarios, puede surgir un círculo vicioso: el corazón comienza a fallar porque sus niveles de energía son bajos, pero no puede producir más energía porque está fallando.

La D-ribosa puede ayudar a evitar este círculo vicioso.

 

En el caso de la enfermedad de la arteria coronaria, que se produce cuando las arterias del corazón están obstruidas, tomar ribosa por vía oral parece ser eficaz para mejorar la capacidad del corazón para controlar el flujo sanguíneo bajo en personas con enfermedad arterial coronaria.

2) Fibromialgia y síndrome de fatiga crónica

Un estudio de caso encontró que 5 gramos de D-ribosa tomados dos veces al día con otros medicamentos redujeron los síntomas de la fibromialgia, los cuales regresaron después de una semana de suspender la administración de la misma.

En este mismo estudio se observó que en pacientes con fibromialgia o síndrome de fatiga crónica,  mejoraba la energía, el sueño, la claridad mental, la intensidad del dolor y el bienestar.

 

3) Energía y recuperación deportiva

La D-ribosa mejora la recuperación de las reservas de energía después de un suministro sanguíneo inadecuado a los órganos y tejidos después del ejercicio de alta intensidad.

El ejercicio de fuerte intensidad, una isquemia muscular o una hipoxia localizada desbordan a los mecanismos de renovación de la energía celular. Esto tiene como resultado un desequilibrio entre la demanda y el aporte de energía, lo que conduce a toda una cascada de reacciones que causan un descenso de la energía celular y, a continuación, todo un abanico de problemas fisiológicos, incluidos rigidez muscular, dolores, fragilidad, daños celulares y disminución de los niveles de síntesis de proteínas.

La D-ribosa permite preservar la carga celular energética y reducir las consecuencias fisiológicas de una depleción de energía celular.

Numerosos trabajos científicos mostraron que la administración de D-ribosa:

  • en los culturistas la ingestión de 10 g al día de D-ribosa durante cuatro semanas aumentó la fuerza muscular de forma significativa;
  • multiplica de cinco a siete veces la concentración de adenina de recuperación de los músculos esqueléticos, que desempeña un papel importante en la recuperación;
  • reduce el ritmo cardíaco de los deportistas que se entrenan con una intensidad constante y controla la formación de los radicales libres que se producen normalmente en tales circunstancias;
  • aumenta el umbral anaerobio de los corazones normales con buena salud y retrasa en un 26% el inicio de lesiones isquémicas irreversibles;

 

4) Cerebro

La D-ribosa previene la activación de genes pro-apoptóticos (muerte celular programada) en el hipocampo.

La deficiencia de adenilosauccinato liasa causa deficiencia psicomotora, convulsiones y retraso autista. En una mujer de 13 años de edad, los síntomas de coordinación motora y convulsiones fueron controlados por varios meses de terapia con D-ribosa.

 

 

 

Usos de la D-Ribosa

  • Aumento de la fuerza muscular
  • Recuperacion de energía después de ejercicio de competición
  • Síndrome de piernas inquietas
  • Fatigra crónica, fibromialgia
  • problemas cardíacos, insuficiencia cardíaca congestiva.
  • prevenir síntomas calambres, dolor y rigidez después del ejercicio en personas con un trastorno hereditario llamado deficiencia de deaminasa de mioadenilato (MAD) o deficiencia de deaminasa de AMP (deficiencia de AMPD).
  • mejorar la capacidad de ejercicio en personas con enfermedad de McArdle.

 

Contraindicaciones de la D-Ribosa

Puede causar malestar digestivo en algunas personas, como diarrea, malestar estomacal, náuseas, dolor de cabeza y bajo nivel de azúcar en la sangre; pero la mayoría de las personas lo toleran muy bien. Si le causa este tipo de problemas, reduzca la dosis.

Hay evidencias de que reduce el azúcar en sangre. Si está tomando insulina para controlar la diabetes, o toma otro medicamento para reducir la glucemia, tenga precaución con la D-ribosa para evitar la hipoglucemia.

No utilizar durante el embarazo y lactancia.

 

Cirugía: dado que la ribosa puede reducir el azúcar en la sangre, existe la preocupación de que pueda interferir con el control del azúcar en la sangre durante y después de la cirugía. Deje de tomar ribosa al menos 2 semanas antes de una cirugía programada.

No tomar junto con alcohol, ni aspirina, Trilisate, Propranolol (Inderal) o Salsalate (Disalcid).

Encontrar D-Ribosa aquí

Me encantan tus preguntas y comentarios

Al igual que el resto de las webs y como siempre se ha hecho, utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y poder ofrecerte contenidos interesantes. Ahora la Ley obliga a comunicarte que al continuar navegando por nuestro sitio, lo que te agradecemos enormemente, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar