Cómo puedo saber si tengo el hongo Cándida

El gran sabio Siddharta Gautama dijo: «Sin salud la vida no es vida; es solo un estado de languidez y sufrimiento». Este es un pensamiento poderoso y cierto que nos mueve a luchar contra cualquier enfermedad o trastorno que presente nuestro organismo. Por tanto, si buscas cómo eliminar el hongo cándida naturalmente, en Índigo Hierbas contamos con los recursos para ayudarte.

Candidiasis es el nombre que recibe una infección causada por diversas especies del hongo cándida, siendo el más común la Candida albicans. Su manifestación más frecuente ocurre en la boca, vagina o en general en la piel, y se reconoce por la aparición de placas blancas o rojas y una intensa picazón o irritación. Si el sistema autoinmune está débil, la persona puede padecer afecciones esofágicas (o de otros órganos internos) graves.

Es importante aclarar que este hongo vive, en condiciones normales, en todas las zonas del cuerpo anteriormente mencionadas sin generar ningún problema. La infección aparece cuando un elemento externo perturba a la población de cándida, estimulando su proliferación. El agente puede ser un tratamiento con antibióticos, un embarazo, una alteración del sistema inmunitario, diabetes, obesidad, tumores cancerígenos o sida.

Síntomas más comunes de una candidiasis

Síntomas más comunes de una candidiasis

La presencia de las toxinas (producidas por el hongo) en el torrente circulatorio puede generar un efecto catastrófico sobre los sistemas nerviosos e inmunitarios, impactando no solo en el bienestar corporal, sino también en el mental. La candidiasis suele originarse en el tracto digestivo, desde donde se extiende a cualquier área del organismo y, así, ocasiona:

Síntomas Físicos
• Cansancio y fatiga que no cede al dormir
• Ansiedad por consumir dulces y carbohidratos
• Dolores de cabeza
• Malestar general
• Manchas blancas en la lengua y aftas bucales
• Producción exagerada de histamina
• Permeabilidad intestinal
• Flatulencia Extremidades frías
• Diarrea o estreñimiento
• Inflamación abdominal
• Ardor estomacal y reflujo
• MareosRetención de líquidos
• Prurito vaginal, anal o en el glande
• Afonía y congestión nasal
• Vértigo
• Desequilibrio hormonal
• Acné
• Uñas quebradizas y fúngicas
• Anemia
• Sueño después de comer
• Debilidad al perder una comida
• Sudor nocturno
• Infecciones nasales u óticas frecuentes
• Conjuntivitis
• Infecciones urinarias y trastornos renales
• Dolores musculares y de las articulaciones

Síntomas Mentales y Emocionales
• Depresión y ansiedad
• Baja autoestima
• Dificultad a la hora de tomar decisiones
• Confusión mental
• Sensación de embotamiento
• Insomnio
• Irritabilidad

Diagnóstico de la candidiasis

Diagnóstico de la candidiasis

Quienes padecen este mal sin saberlo, suelen sentirse débiles y ser tachados de hipocondríacos, pero la persona afectada sabe que en realidad ha perdido las energías, que tiene fallos de memoria y otros de los síntomas mencionados. Si ese es tu caso, es hora de hacer un diagnóstico por análisis de muestra de sangre. El resultado de la cuenta blanca reflejará niveles exageradamente elevados de eosinófilos y disminuidos de basófilos.

Asimismo, el test de arabinosa (tipo de azúcar) en orina arrojará resultados elevados, porque dicho componente no se metaboliza apropiadamente en presencia del hongo. Los cultivos microbiológicos de muestras vaginales, bucales, nasales, etc. mostrarán la presencia de levaduras. Por otro lado, pruebas avanzadas de kinesiología, de resistencia a fármacos antifúngicos o realizadas con equipos de biorresonancia podrían ser muy útiles.

Un test muy sencillo, económico y rápido, realizable en casa, es el siguiente. Al despertar y después de enjuagarte la boca, escupe en un vaso que previamente habrás llenado con agua fresca. Si sufres de candidiasis verás, en un rango de 1 a 30 minutos, que se forman hebras descendentes, nube de saliva de aspecto atípico en el fondo o motas suspendidas. La velocidad de aparición de estas señales es una indicación de la extensión del problema.

¿Cómo tratar esta enfermedad?

Reduce las condiciones que producen estrés en tu vida para fortalecer la respuesta inmunitaria. Los nutrientes aportados por el azúcar y ciertos tipos de carbohidratos son aprovechados con facilidad por este hongo, así que evita su consumo. Del mismo modo, incorpora a tu dieta alimentos que aportan antibióticos naturales sin producir sus efectos colaterales, como ajo, cebolla, aceite de coco, vinagre de manzana, manzanilla, lavanda, jengibre, limón, etc. Los suplementos probióticos, disponibles en Índigo Hierbas, proporcionan bacterias beneficiosas que atenúan el efecto del desequilibrio fúngico. En este grupo también encontramos el yogur natural y ciertos alimentos que han pasado por un proceso de fermentación. Nuestra naturópata te ayudará a definir las acciones que has de realizar y evitar para combatir el hongo cándida. ¡Te esperamos!

Me encantan tus preguntas y comentarios