El Te Verde y sus Propiedades Medicinales

te verde

Tanto el té negro, como el te verde proceden de la misma planta, la Camellia Sinensis. Dependiendo del procesamiento a que se sometan sus hojas, se obtiene uno u otro, de acuerdo a si han sido o no fermentadas.

Propiedades del Te verde

Mientras que el té verde es estabilizado con vapor de agua y secado, para evitar que fermente, el té negro se prepara dejando marchitar las hojas, que después se enrollan, se dejan fermentar y se secan. Dado que el te verde está menos procesado que el té negro, contiene más cantidad de antioxidantes y por ello, es el más potente de los dos.

El té verde es un tipo de té que ha tenido mínima oxidación durante su procesado, las hojas se recogen frescas. Después de someterse a la torrefacción, se prensan, enrollan, trituran y se secan. El té verde supone entre una cuarta y una quinta parte del total de té producido mundialmente. Los principales países productores de té verde son China, Japón y Vietnam.

Los chinos fueron los primeros en descubrir el té, y ha sido utilizado como bebida medicinal para promover la salud en mente y cuerpo durante cinco milenios. Dentro de la medicina tradicional china, se usa para aliviar los dolores de cabeza, eliminar toxinas y para prolongar la juventud. La más remota referencia al té como una ayuda de la salud es de 2737 a. C. El té era una costosa bebida en la antigua China, su uso estaba limitado a los segmentos opulentos de la población. Fue durante la dinastía Ming cuando su uso se extendió al resto de la población. Cuando China fue la potencia naval del mundo (1405-1433), el té estuvo entre las provisiones indispensables de los marineros. La cantidad de vitamina C en la bebida de té consumida por los navegantes en ese tiempo era suficiente para prevenir el escorbuto, el cual mataría a muchos marinos europeos más de 200 años después.

Efectos en la salud del te verde

Sus beneficios medicinales han sido descritos hace más de un milenio. El Kissa Yojoki, o Libro del Té, escrito por el prior Zen Eisai en 1191, describe cómo la bebida de té verde da efecto positivo en los cinco órganos vitales, especialmente el corazón. El libro discute sobre las cualidades medicinales del té verde incluyendo el disipado de los efectos nocivos del alcohol, actuando como estimulante, curando enfermedades de piel, apagando la sed, eliminando indigestiones, curando beriberi, previniendo la fatiga, mejorando las funciones urinarias y del cerebro.

El té verde contiene importantes cantidades de L-teanina, una sustancia nootrópica y adaptogénica que potencia la actividad cognitiva, induciendo la neurogénesis, y mejorando procesos cognitivos tales como memoria, atención, concentración y aprendizaje. El té verde reduciría el estrés y estimularía la producción de ondas alfa. Se piensa que es debido al alto contenido en antioxidantes y la presencia de L-teanina, un análogo de glutamato presente en el té verde que puede atravesar la barrera hematoencefálica y reducir la excitotoxicidad del glutamato durante el estrés y la isquemia.

Como resultado de estos estudios se ha comprobado que el té contiene altos niveles de polifenoles, sustancias que poseen propiedades antioxidantes, anticancerígenas e incluso antibióticas. Además, se demostró que el té podría ayudar a prevenir enfermedades cardíacas y del hígado.

 

Composición del Te Verde

Los principales principios activos que entran en la composición del té son los siguientes: Agua y sales minerales, en especial potasio y manganeso. Otros compuestos minoritarios que también pueden encontrarse en el té son ácidos orgánicos como málico, succínico, oxálico y galoquínico. Contiene inositol, azúcares reductores, gomas y pectinas.

Polifenoles: El té se destaca por su contenido en compuestos polifenólicos que son los responsables de su actividad terapéutica y de su poder antioxidante. Entre otros beneficios, los polifenoles del té serían buenos para el cerebro, retrasando la aparición de enfermedades degenerativas como el Alzheimer. Son de tres tipos:

  • Flavonoides: Entre los flavonoides del té, los más importantes son el kemferol, quercitina y miricetol. Además de aportar propiedades antioxidantes, los flavonoides del té protegen de enfermedades cardiovasculares.
  • Catequinas: Los más activos son el catecol, epicatecol (EGCG) y sus ésteres con ácido gálico. Las catequinas del té son las responsables de sus efectos anticancerígenos.
  • Taninos: Los taninos se relacionan con las propiedades astringentes del té, útiles tanto para tratar la diarrea, como para por ejemplo, cicatrizar heridas. Sin embargo, dado que interfieren en la absorción de hierro, en ocasiones pueden agravar cuadros de anemia.

Aceite esencial de té: Tiene una pequeña cantidad de aceite esencial.

Alcaloides: Los alcaloides del té son los componentes más conocidos los más abundantes son la cafeína y la teofilina.

– Vitaminas y enzimas

 

Beneficios del te Verde

Muchos estudios han investigado un vínculo entre el consumo de té verde y una menor incidencia de una variedad de cánceres en la población, con resultados mixtos. Algunos de sus beneficios demostrados son:

  • Combate la migraña y el cansancio mental
  • Se trata de un broncodilatador
  • Es muy diurético y previene muchos problemas cardíacos
  • Previene numerosas enfermedades y problemas bucales, tales como las caries.
  • Previene la formación de ulceras.
  • El te verde contiene compuestos antioxidantes que son muy beneficiosos para luchar frente a determinados tipos de cáncer y en la reducción de los efectos propios del envejecimiento.
  • Mejora de la cognición.
  • Detiene ciertas enfermedades neurodegenerativas, tales como el Alzheimer.
  • Tratamiento de artritis.
  • Tratamiento de esclerosis múltiple.
  • Impide  la degradación de las membranas celulares mediante la neutralización de la propagación de los radicales libres que se produce durante el proceso de oxidación.
  • Ayuda al organismo a utilizar la grasa como fuente de energía y aumenta el metabolismo.
  • Reduce el colesterol LDL (a dosis altas en pruebas de laboratorio).
  • Previene el descenso de células T inmunes por causa del VIH – en pruebas de laboratorio, la sustancia EGCG (epigalocatequinas), que se encuentra en el té verde, impide que el VIH ataque las células-T y muchas respuestas autoinmunes del cuerpo.
  • Elimina los radicales libres del organismo: Es un potente antioxidante gracias a las catequinas que contiene. Algunos estudios demuestran que sus polifenoles son incluso más efectivos que la vitamina C o E.
  • Es estimulante del sistema nervioso: Contiene bases xánticas, en especial cafeína, que actúan como estimulante del sistema nervioso. En particular, estimula los centros respiratorios y vasomotores que se encuentran a nivel del bulbo. De tal modo, el te verde es un estimulante suave, ideal contra la fatiga.
  • Reduce la formación de trombos: Por su contenido en vitamina P, posee una eficacia similar a la de la aspirina para reducir la formación anormal de coágulos sanguíneos, causantes de ataques cardíacos y anginas de pecho. Tal es así, que un estudio ha demostrado que el consumo de su extracto sería muy beneficioso para la salud cardíaca.
  • Disminuye los niveles de azúcar en sangre: Si bien no existen estudios concluyentes que confirmen un efecto directamente hipoglucemiante, sí en cambio, existe una investigación en relación a los efectos que una de sus catequinas tendría sobre los síntomas de la diabetes 1. La epigalocatequina galato parece retrasar el desarrollo de la diabetes tipo 1 asi como las carencias en las glándulas salivares que esta enfermedad presenta.
  • Tiene ligeros efectos antibióticos, Actúa frente a ciertas bacterias como los estafilococos y algunos virus, como así también en casos de HIV. Además, previene la formación de caries.

 

Usos del te verde

  • Alergias: el te verde es un maravilloso antihistamínico, si alguna vez tienes un ataque de alergia, bebe un te verde y verás como la reacción alérgica se calma. Desayuna todas las mañanas un te verde en la época en la que suelas tener alergia.
  • Prevención de enfermedades cardiovasculares: No sólo evita la aterosclerosis, gracias a sus efectos antioxidantes, sino que además, por sus efectos antitrombóticos, mejora la circulación sanguínea, ambos factores contribuyen eficazmente, en la prevención de muchas enfermedades cardiovasculares
  • Alivio de la fatiga fisica y mental: Gracias a su suave efecto estimulante, puede emplearse para aliviar tanto la fatiga física como mental. Por otra parte, el consumo habitual de te verde podría combatir el sentimiento de angustia, en las personas que la padecen. Del mismo modo, podría ser efectivo, consumir te verde contra el estrés y para combatir la depresión.
  • Alivio de la diarrea: Su contenido en taninos le confieren propiedades astringentes, que pueden detener las diarreas, de manera suave.
  • Remedios caseros de té verde: compresas para aliviar el dolor de cabeza o cataplasmas para los ojos cansados, que puedes fabricar aplicando las bolsitas de té usadas sobre las bolsas en los ojos.
  • Se utiliza para mejorar la agilidad mental y el pensamiento.
  • Para perder peso y para el tratamiento de trastornos estomacales, para los vómitos, la diarrea, los dolores de cabeza, la pérdida de masa ósea (osteoporosis) y para los cánceres de tumores sólidos.
  • Para prevenir varios tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de mamas, de próstata, de colon, gástrico, de pulmón, de la vejiga, del esófago, de ovarios y de páncreas, los cánceres de tumores sólidos y el cáncer a la piel debido a la exposición a la radiación solar. Esto es debido a las catequinas. Los resultados de estos estudios señalan que tomar 3 tazas de te verde al día, ayudan a proteger contra el cáncer.
  • Para la enfermedad de Crohn, la enfermedad de Parkinson, para enfermedades del corazón y vasos sanguíneos, para la diabetes, la presión arterial baja, el síndrome de fatiga crónica (SFC), las caries dentales, los cálculos del riñón y para el daño de la piel.
  • Para aliviar las quemaduras del sol pueden aplicarse bolsas de té a la piel. También se usan para disminuir la hinchazón debajo de los ojos, como una compresa para los ojos cansados o para el dolor de cabeza y para parar el sangrado después de una extracción de diente.
  • El té verde en caramelos se usa para las enfermedades de las encías.
  • El té verde se utiliza como un ungüento para el tratamiento de las verrugas genitales.
  • Prevenir los mareos al ponerse de pie (hipotensión ortostática) en las personas mayores.
  • Reducir el riesgo o retrasar la aparición de la enfermedad de Parkinson. El tomar de una a cuatro tazas de té verde diarias parece ofrecer la mayor protección contra la aparición de la enfermedad de Parkinson.
  • La presión arterial baja. El té verde podría ser de ayuda para la gente de edad a las que les baja la presión arterial después de comer.
  • Disminuir los niveles altos de grasa, como el colesterol y los triglicéridos, en la sangre (hiperlipidemia).
  • Reducir el crecimiento y desarrollo anormal de células en la cerviz (displasia cervical) producido por la infección con el virus papiloma humano (VPH).
  • Aplicaciones cosméticas:  por su contenido en polifenoles, aplicado directamente, no sólo puede ayudar a prevenir el cáncer de piel, sino que además, puede ayudar a broncearse y a proteger la piel contra el daño provocado por el sol.
  • Normalizador del cabello graso: Gracias a su contenido en taninos, tiene un efecto astringente que normaliza los cabellos grasos.

Estudios sobre el Te verde:

Un estudio en 2006 en Japón, mostró que los adultos que consumían tres o más tazas de té verde al día tenían un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y cáncer. El estudio afirma: «Si el té verde nos protege a los humanos contra enfermedades cardiovasculares o cáncer, se espera que el consumo de esta bebida contribuiría sustancialmente a la prolongación de la esperanza de vida, teniendo en cuenta que las enfermedades cardiovasculares y el cáncer son las dos causas principales de muerte en todo el mundo.»

En otro estudio, se comprobó que las personas de edad avanzada japonesas que bebían más de 2 tazas de té verde al día tenían una probabilidad del 50 por ciento menos de sufrir deterioro cognitivo respecto de los que bebían menos o que consumían otras bebidas. La gran cantidad de catequinas encontradas en el té verde pueden explicar este efecto saludable.

En mayo de 2006, investigadores de la Facultad de Medicina de Yale, en un artículo de revisión de más de 100 estudios sobre los beneficios para la salud del té verde, en alusión a la llamada “paradoja asiática”, en lo que se refiere a tasas más bajas de enfermedades cardíacas y cáncer en Asia a pesar de las altas tasas de consumo de cigarrillos. Se especuló con que los 1,2 litros de té verde al día consumidos proporciona altos niveles de polifenoles y otros antioxidantes. Estos compuestos pueden funcionar de varias maneras para mejorar la salud cardiovascular, incluyendo la prevención de la segregación plaquetaria y la mejora en los niveles de colesterol, asociado a la reducción de la lipoxidación del colesterol LDL.

FORMAS DE TOMAR EL TE VERDE:

Bebido:

  • Las dosis de té verde varían en forma significativa, pero generalmente están en el rango de 1 a 10 tazas al día. La dosis que se usa está basada en la cantidad típicamente consumida en los países Asiáticos, la que es alrededor de 3 tazas por día, que proveen entre 240 a 320 mg de polifenoles que son los ingredientes activos. Para preparar el té, la gente típicamente usa 1 cucharadita de hojas de té en una taza de agua hirviendo.
  • Para dolor de cabeza: Se toma una cantidad de té que proporcione hasta 250 mg de cafeína al día, o aproximadamente 3 tazas al día.
  • Para mejorar el pensamiento: Tome una cantidad de té que proporcione 60 mg de cafeína aproximadamente 1 taza.
  • Para bajar el colesterol: El beber 10 o más tazas de té por día ha sido asociado con niveles reducidos de colesterol. Para bajar el colesterol también se ha usado 375 mg diarios de un extracto de té verde enriquecido con Theaflavina que se toma por 12 semanas.
  • Para las infecciones de la cerviz debidas al virus del papiloma humano (VPH): Se toman 200 mg diarios de un extracto de té verde solo o en combinación con ungüento de té verde por 8 a 12 semanas.
  • Para prevenir la enfermedad de Parkinson: Los hombres que consumen entre 421 a 2716 mg de cafeína total diarias (aproximadamente entre 5 a 33 tazas de té verde) tienen el menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, un riesgo significativamente menor también está asociado con el consumo de tan poco como 124 a 208 mg de cafeína (aproximadamente 1 a 3 tazas de té verde) al día. En las mujeres, el consumo de cantidades más moderadas de cafeína parece ser mejor, equivalente a aproximadamente 1 a 4 tazas de té verde por día.

En Unguento:

  • Para las infecciones de la cerviz debidas al virus del papiloma humano (VPH): Se usa el ungüento de té verde solo o en combinación con extracto de té verde por vía oral y se usa 2 veces a la semana por 8 a 12 semanas.
  • Para las verrugas genitales: Se ha usado un ungüento específico de extracto de té verde y se aplica tres veces al día a las verrugas externas por hasta 16 semanas.

 

Consejos para aprovechar las propiedades del té

Beber una taza de té varias veces al día para proporcionar antioxidantes a nuestro cuerpo. En las culturas que tradicionalmente beben té verde, la cantidad habitual es tres tazas al día. Dejar reposar el té entre 3 y 5 minutos para que afloren todas sus propiedades antioxidantes.

Las hojas de té frescas tienen el máximo de propiedades beneficiosas. Las bebidas preparadas a base de té y el té instantáneo tienen menor cantidad de antioxidantes. El té puede impedir la absorción de hierro en frutas y verduras. Si añadimos limón o leche, o tomamos el té solamente entre comidas, evitaremos este problema.

 

Contraindicaciones del té verde:

  •  Por su contenido en cafeína, puede provocar insomnio, nerviosismo y otros síntomas similares, tales como aumento de la tensión arterial, por lo que su consumo debe ser restringido en caso de hipertensión.
  •  Por su acción diurética, aumenta la eliminación de líquidos que pueden arrastrar consigo electrolitos, por lo que al igual que el té negro, bebido en exceso podría tener un efecto desmineralizante.
  •  Por su contenido en taninos, en infusiones concentradas o en ayunas, puede provocar náuseas y vómitos. Además, los taninos interfieren en la absorción de hierro, por lo que el consumo excesivo de té verde puede ocasionar anemia.

 

  • Enfermedades digestivas: en el caso de gastritis, úlceras, esofagitis, colon irritable, etc. ya que puede irritar la mucosa gástrica e intestinal por su contenido en taninos y teína.
  • Ansiedad, insomnio o taquicardias: es ligeramente excitante del sistema nervioso por su contenido de cafeína, aunque éste efecto es compensando por su contenido en teanina, con efecto antagónico a la cafeína.
  • Osteoporosis: no se deberían tomar más de 3 tazas por día, pues acelera la excreción del calcio.
  • Cardiopatías: a pesar de su efecto protector sobre el sistema cardiovascular, altas dosis podrían alterar o empeorar cardiopatías existentes.
  • Embarazo y lactancia: no se recomienda tomar más de 2 tazas por día para este grupo de población. Existe riesgo de aborto y dificultades en la absorción del ácido fólico.
  • Niños: Debido a su contenido en cafeína, el consumo de té verde en los niños está contraindicado, ya que puede ocasionarles insomnio, nerviosismo e irritabilidad.
  • Anemia: En caso de anemia ferropénica, evitar el consumo de te verde, inmediatamente antes o después de las comidas, para evitar que sus taninos interfieran con la absorción de hierro.
  • Trastornos de sangrado: La cafeína podría aumentar el riesgo de sangrado. No beba té verde si tiene un trastorno de sangrado.
  • Diabetes: La cafeína podría afectar el control de azúcar en la sangre. Si toma té verde y tiene diabetes, controle su azúcar en la sangre cuidadosamente.
  • Glaucoma: el tomar té verde aumenta la presión adentro de los ojos. El aumento ocurre dentro de 30 minutos y dura por lo menos por 90 minutos.
  • Presión arterial alta: La cafeína en el té verde podría aumentar la presión arterial en las personas que tienen la presión arterial alta. Sin embargo, esto no parece ocurrir en las personas que normalmente toman té u otros productos que contiene cafeína.
  • Enfermedad del hígado: Los suplementos de extracto de té verde han sido vinculados con varios casos de daño hepático. El té verde podría empeorar la enfermedad del hígado. Por otra parte, se ha comprobado que consumido en exceso, en cualquiera de sus presentaciones, puede ser tóxico, en especial para hígado y riñones, por lo que se recomienda evitar el abuso.

 

Te verde

Los chinos fueron los primeros en descubrir el té, y ha sido utilizado como bebida medicinal para promover la salud en mente y cuerpo durante cinco milenios. Dentro de la medicina tradicional china, se usa para aliviar los dolores de cabeza, eliminar

 

El Te Verde y sus Propiedades Medicinales

Me encantan tus preguntas y comentarios