Flores de Bach

22769043

” Para gozar de buena salud, debemos estar en armonía con nuestra alma”

El Doctor Edward Bach (1886-1936) fué un médico británico muy conocido en los campos de la patología, la inmunología y la bacteriología. Sus descubrimientos en estas áreas de la medicina fueron pioneros y sus innovadoras vacunas bacterianas han hallado un lugar permanente en la medicina homeopática bajo el nombre de “nósodos de Bach“. A pesar de su éxito médico, se sentía insatisfecho. Para él la enfermedad no sólo era “una disfunción en la máquina humana”, sino el efecto de una falta de armonía entre el cuerpo y la mente. Los síntomas de una enfermedad eran la expresión externa, la manifestación corporal de estados emocionales negativos. Su postulado era “trata a la persona, no a la enfermedad“. Asumía que las causas de la enfermedad eran estados emocionales negativos, como la pena, el temor, la insatisfaccion, la impaciencia, la tristeza, etc. Por tanto, empezó a buscar remedios para el alma que influyesen en las causas de la enfermedad. Gran amante de la naturaleza, el Doctor Bach, era una persona extremadamente sensible. En su búsqueda de nuevos remedios se iba al campo, recogía el pétalo de una sola flor y se lo colocaba en la lengua. Con la ayuda de una tremenda sensibilidad era capaz de sentir el efecto de la planta en el cuerpo y en la psique. De esta manera, halló lo que consideró plantas ùtiles para el tratamiento de estados emocionales negativos. Utilizó no sólo flores de hierbas silvestres, sino también de arbustos y árboles.

22769044

Sus remedios se obtienen de dos maneras; mediante el “método de solarización”: las flores se recogen en un día caluroso de verano, en el momento más soleado. Después se colocan en un recipiente de cristal con agua de manantial fresca, recogida, si es posible, de un lugar cercano a la flor. Basta con que las flores cubran la superficie del agua. Se colocan al sol de dos a cuatro horas, según el Doctor Bach, el sol transfiere las vibraciones de la planta al medio acuoso el cuál se va  impregnando energéticamente. Después se retiran las flores de la solución y se añade al agua una proporción igual de alcohol para preservarlas (Bach añadía Brandy). Este método es el que se usa para: Agrimony, Centaury, Cerato, Chicory, Clematis, Gentian, Gorse, Heather, Impatiens, Mimulus, Oak, Olive, Rock Rose, Rock Water, Scleranthus, Vervain, Vine, Water Violet, White Chesnut y Wild Oat.

 

Puesto que no todas las flores, arbustos o árboles florecen en la misma época del año y con suficiente sol, se introdujo un segundo método para la preparacción de los remedios, el “método de decocción”: las flores y retoños, se recojen de acuerdo al método de solarización y se hierven. El extracto se filtra varias veces y se vuelve a mezclar con la misma proporción de brandy que de agua para conservarlo. Este método se usa para: Aspen, Beech, Cherry Plum, Chesnut Bud, Crab Apple, Elm, Holly, Honeysuckle, Hornbeam, Larch, Mustard, Pine, Red Chesnut, Star of Bethelem, Sweet Chesnut, Walnut, Wild Rose y Willow.

flores de bach 3

Según Edward Bach, la enfermedad es única y puramente correctora; jamás es cruel ni vengativa, sino un medio que adopta nuestra propia alma para señalar nuestras faltas, prevenir errores aún mayores, impedirnos hacer más daño y devolvernos a la senda de la verdad y la luz de la que nunca nos deberíamos haber extraviado.

Él asumía que las 38 esencias servian como vínculos entre la personalidad y el ser superior. El sufrimiento, se origina cuando la persona no está en armonía con su propio ser superior, un estado que, según Bach, transformará las virtudes en actitudes y emociones negativas. Este proceso, por ejemplo, transformará:

 

  • La alegría, en melancolía.
  • El valor y la fe en temores.
  • La autoestima, en complejo de inferioridad.
  • La alegría, en melancolía.
  • La humildad, en arrogancia.
  • El perdón, en acusación.
  • La esperanza, en descorazonamiento y desesperación.
  • La creencia, en escepticismo y pesimismo.

A través de sus vibraciones, las flores de Bach vuelven a conectarnos con el ser superior y nos ayudan a recuperar la virtud perdida. Así, estados emocionales negativos no se combaten como síntomas, porque ello los sustentaría energéticamente. Por contra, se inundan con vibraciones energéticas armónicas superiores que los derriten como el sol hace con la nieve. Las treinta y ocho esencias florales pertenecen a lo que se denomina flores de rango superior. Cada una de ellas encarna un concepto mental determinado y , a modo catalítico, restaura el contacto interrumpido entre el alma y la personalidad.

Edward Bach dividió los estados emocionales negativos en siete grupos:

  • Miedo: Aspen, Cherry Plum, Mimulus, Red Chesnut y Rock Rose
  • Incertidumbre: Cerato, Gentian, Gorse, Hornbeam, Scleranthus y Wild Oat
  • Falta de Interés en el Presente: Chesnut Bud, Clematis, Honeysuckle
  • Mustard, Olive, White Chesnut y Wild Rose
  • Soledad: Heather, Impatiens,Water Violet
  • Hipersensibilidad al entorno: Agrimony, Centaury, Holly y Walnut
  • Desánimo y Desesperanza: Crab Apple, Elm, Larch, Oak, Pine, Star of Bethelem, Sweet Chesnut y Willow
  • Sensibilidad hacia los demás: Beech, Chicory, Rock Water, Vervain y Vine

 

 

ENCONTRAR AQUI

 

Flores de Bach

Me encantan tus preguntas y comentarios