Minerales

El fósforo, Usos, Beneficios y Contraindicaciones

El fósforo es un mineral esencial involucrado en cientos de actividades celulares cada día, nuestra estructura esquelética y óganos vitales, como el cerebro, el corazón, los riñones y el hígado, entre otros, dependen de él para mantenerse funcionando correctamente.

Propiedades del Fósforo

El fósforo es el segundo elemento más abundante en el cuerpo humano; representa alrededor del 0,5% del cuerpo de un bebé y aproximadamente el 1% de un cuerpo adulto. Necesitamos fósforo para mantener nuestro metabolismo funcionando sin problemas y ayudar a aumentar los niveles de energía debido a su ayuda en la producción de adenosina trifosfato (ATP), la principal fuente de energía del cuerpo.

También ayuda a equilibrar las hormonas de forma natural y a asimilar los nutrientes de los alimentos que comemos.

Es un compuesto importante para sintetizar los principales macronutrientes de nuestros alimentos: proteínas, grasas y carbohidratos.

También se necesita para mover y contraer los músculos con eficacia. Actúa como un electrolito dentro del cuerpo que ayuda con la actividad celular, los ritmos del ritmo cardíaco y el equilibrio de los niveles de fluidos del cuerpo.

Como mineral natural, se encuentra en grandes cantidades en el medio ambiente, lo adquirimos principalmente a partir los alimentos ricos en fósforo, pero también en pequeñas cantidades del agua que bebemos. En el cuerpo, alrededor del 85 por ciento del fósforo se almacena en nuestros huesos, pero también está presente en el tejido muscular y la sangre en cantidades más pequeñas.

 

 

 

Beneficios del fósforo

1. Ayuda a mantener los huesos fuertes

Junto con el calcio, es uno de los minerales más importantes en el cuerpo para mantener la estructura ósea; de hecho, más de la mitad del hueso está hecho de fosfato. Ayuda a formar la densidad mineral ósea que previene las fracturas y la osteoporosis.

Sin el fósforo suficiente, el calcio no puede construir y mantener eficazmente la estructura ósea. Pero es importante saber, que los niveles de fósforo y calcio deben permanecer equilibrados para mantener la mejor salud ósea, ya que tomar mucha cantidad de calcio en suplementos podría bloquear la absorción del fósforo. Más calcio por sí solo no mejorará la densidad ósea, ya que ambos minerales son necesarios para formar masa ósea.

 

2. Desintoxica el cuerpo.

El fósforo es importante para la función renal y ayuda a la desintoxicación del cuerpo mediante la eliminación de toxinas y residuos a través de la orina. Con el fin de equilibrar los niveles de ácido úrico, sodio, agua y grasa en el cuerpo, los riñones y otros órganos digestivos dependen de electrolitos como el fósforo, el potasio y el magnesio.

 

3. Necesario para el metabolismo y la utilización de nutrientes

El fósforo es necesario para sintetizar, absorber y utilizar adecuadamente las vitaminas y los minerales de los alimentos, también es importante para la síntesis de aminoácidos, los bloques de construcción de las proteínas, con el fin de ayudar con la función celular, la producción de energía, la reproducción y el crecimiento.

Además, ayuda en la digestión de los carbohidratos y las grasas mediante la producción de enzimas digestivas que convierten los nutrientes en energía utilizable.

 

4. Equilibra el pH del cuerpo y mejora la digestión.

Dentro del cuerpo, una parte del fósforo se convierte en fosfolípidos, que son un componente importante de la mayoría de las membranas biológicas. Entre sus muchas funciones, está la de equilibrar el pH del cuerpo mediante la amortiguación del exceso de los niveles de compuestos ácidos o alcalinos.

Esto ayuda en la digestión permitiendo que las bacterias beneficiosas del intestino tengan el ph adecuado para reproducirse en grandes cantidades.

También es importante para el proceso de fosforilación (el mecanismo básico de transporte de energía desde los lugares donde se produce hasta los lugares donde se necesita), mediante la activación de los catalizadores de las enzimas digestivas.

Al actuar como un electrolito, se cree que ayuda a mejorar la digestión mediante la reducción de la hinchazón / retención de agua y la diarrea, así como proporcionar alivio natural del extreñimiento y ayudar a reducir el reflujo ácido.

 

5. Energía

Ayuda a absorber y regular las vitaminas del grupo B, que son vitales para la producción de energía dentro de las células, en forma de ATP. Este grupo de vitaminas, también son necesarias para mantener un estado de ánimo positivo debido a su efecto sobre los neurotransmisores del cerebro.

También ayuda en la transmisión de los impulsos nerviosos que ayudan a controlar el movimiento del músculo. Una deficiencia de fósforo puede conducir a debilidad general, dolores musculares, entumecimiento y síndrome de fatiga crónica.

6. Ayuda a mantener la salud dental

También es importante para mantener los dientes y las encías sanas. Junto con el calcio y la vitamina D, ayuda en la formación y el mantenimiento de la salud dental mediante el apoyo del esmalte de los dientes, la densidad mineral de la mandíbula y la colocación de los dientes en su lugar

Los niños necesitan alimentos ricos en fósforo y calcio mientras están desarrollando los dientes adultos. También necesitan vitamina D para regular el equilibrio del calcio en el cuerpo y mejorar su absorción durante la formación del diente. La vitamina D también puede ayudar a disminuir la inflamación de las encías que se asocia con la enfermedad periodontal de las encías.

7. Necesario para la función cognitiva

La deficiencia de fósforo se ha relacionado con el deterioro cognitivo y el desarrollo de trastornos neurodegenerativos relacionados con la edad, incluyendo el Alzheimer y la demencia.
El correcto funcionamiento de los neurotransmisores y las funciones cerebrales dependen de este mineral, ya que ayuda a mantener las respuestas neurológicas, emocionales y hormonales adecuadas.

 

8. Importante para el crecimiento y el desarrollo

Debido a es vital para la absorción de nutrientes y la construcción de los huesos, una deficiencia de fósforo durante la infancia o la adolescencia puede atrofiar el crecimiento y contribuir a otros problemas de desarrollo. Durante el embarazo, el fósforo desempeña un papel importante en la producción de ADN y ARN.

También es importante para una correcta función cerebral, incluida la capacidad de concentrarse, aprender, resolver problemas y recordar la información.

 

 

Deficiencia de fósforo

En la mayoría de los casos, no es muy común porque el fósforo es abundante en muchos de los alimentos más habituales: carne roja, pescado, aves de corral, huevos, granos enteros, nueces y semillas.

Además de que también se añade sintéticamente a muchos alimentos envasados, es uno de los varios aditivos alimentarios que se pueden encontrar en muchos alimentos procesados ​​-como pan, queso, bebidas carbonatadas y aderezos- por lo que se cree que el fósforo añadido contribuye hasta el 30 por ciento de la ingesta habitual

En forma de fosfato se absorbe muy eficazmente en el intestino delgado, especialmente en comparación con muchos otros minerales, como el calcio, el hierro y el magnesio, por ejemplo. Se cree que entre el 50 y el 90% del fósforo que comemos se absorbe de manera efectiva, lo que reduce la probabilidad de que una persona generalmente sana tenga una deficiencia de fósforo.

Los alimentos que más contienen este mineral, son los ricos en proteinas, de manera que las personas  con una dieta baja en proteínas son las que más riesgo tienen de padecer una deficiencia de este mineral.

El grupo más propenso tener deficiencia de este mineral, es el de las mujeres mayores, la razón parece ser porque apenas consumen proteinas y toman suplementos de calcio que evitan la absorcion del mismo.

Los sintomas más comunes de una deficiencia de este mineral incluyen:

  • Debilidad osea, fragilidad en los huesos, roturas reincidentes y osteoporosis
  • Cambios en el apetito
  • Dolores articulares y musculares
  • Problemas para hacer ejercicio
  • Caries
  • Entumecimiento y hormigueo
  • Ansiedad
  • Pérdida o ganancia de peso
  • Retraso en el crecimiento y otros problemas de desarrollo
  • Problemas para concentrarse

 

 

 

Usos del fósforo

  • Caries
  • Alzheimer
  • Demencia Senil
  • Síndrome de Fatiga Crónica
  • Osteoporosis
  • Salud Cardiovascular
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • debilidad muscular,
  • entumecimiento,
  • pérdida de la libido, la frigidez, la impotencia y la motilidad de los espermatozoides

 

 

Dosis Diaria Recomendada de Fósforo

  • Los lactantes 0-6 meses: 100 miligramos diarios
  • Niños de 7 a 12 meses: 275 miligramos
  • Niños de 1 a 3 años: 420 miligramos
  • Niños 4-8: 500 miligramos
  • Edades 9-18: 1.250 miligramos
  • Adultos de 19 a 50 años: 700 miligramos
  • Mujeres embarazadas o lactantes: 700 miligramos

Los adolescentes necesitan más fósforo de cualquier grupo porque están creciendo y desarrollando rápidamente masa ósea. Esta es la misma razón por qué los adolescentes también requieren más calcio y, en muchos casos, calorías adicionales.

 

Contraindicaciones del Fósforo

No hay mucho riesgo de sobredosis de fósforo y comer exceso de alimentos con alto contenido de fósforo ya que los riñones controlan fácilmente el nivel de fósforo en sangre y excretan eficazmente cualquier cantidad en exceso a través de la orina.

Sin embargo, tomar o consumir dosis muy altas de fósforo en suplementos, puede ser peligroso porque puede perjudicar la síntesis del metabolito activo de la vitamina D e interrumpir la absorción de calcio.

También hay riesgo de que altos niveles de fósforo para causar complicaciones cardíacas debido a un desequilibrio en los minerales esenciales que regulan la presión arterial, la circulación y la función renal. Un estudio publicado en 2009 por la Sociedad de Nefrología observó un vínculo entre los altos niveles de fósforo y la calcificación coronaria (CAC) en 900 adultos sanos.

Al inicio del estudio, el 28 por ciento de los participantes tenía CAC, pero después de seis años otro 33 por ciento había desarrollado la condición. Pequeños aumentos en el nivel de fósforo en la sangre predijeron un mayor riesgo de CAC progresivo, y los investigadores también encontraron que las personas con alto contenido de fósforo tenían menor función renal.

Obtener una sobredosis de este mineral por comer alimentos ricos en el mismo, no es muy probable, pero si toda su alimentación se basa en alimentos envasados ​​con  fósforo añadido y además toma suplementos con el mismo, puede tener una sobredosis del mismo.

 

ENCONTRAR FOSFORO AQUI

Me encantan tus preguntas y comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies