Plantas Medicinales

Kale: Beneficios y propiedades de la Col Rizada

kale

Ultimamente se ha puesto de moda un vegetal ya bastante conocido, se trata del kale o col rizada, un vegetal de hojas de color verde intenso, que a primera vista parece ser una mezcla entre lechuga, acelga y brócoli.

Propiedades del Kale

Al igual que el brócoli, la coliflor y la col,  el kale es un descendiente de la col silvestre, una planta que se cree que se originó en Asia Menor y que se conoce en Europa desde el año 600 aC. El kale jugó un papel importante en las costumbres alimenticias de aquella época, habiendo sido un cultivo importante durante la época romana y un vegetal popular comido por los campesinos en la Edad Media. Habia quedado relegado a producto de segunda división cuando hace un par de años ha sido redescubierto y coronado como uno de los vegetales mas admirados.
El motivo de esta devoción al kale está en sus amplias propiedades nutricionales, entre las que destacan su alto contenido de hierro (mas que la carne) y en calcio (más que la leche), que le han hecho entrar de lleno en la lista de los superalimentos.
Al Kale se le ha llamado la nueva “carne de vaca” o la “reina de los verdes” porque es una fuente inagotable de nutricion, entre sus principales nutrientes encontramos:
Vitaminas:   K, A,  C, B1,  B2,  B3, B6, Acido folico (B9) y  E.

Minerales:  hierro, calcio, manganeso, cobre, potasio, azufre y magnesio.

Fibra

Proteinas

Omega 3

Antioxidantes: se ha identificado mas de 45 flavonoides diferentes en el kale, encabezando la lista la quercetina y el kaempferol, los flavonoides del kale combinan beneficios antioxidantes y anti-inflamatorios haciendo al kele uno de los alimentos más útiles a la hora de prevenir la inflamación crónica y el estrés oxidativo.

 

 

Beneficios del Kale

Entre los posibles beneficios para la salud del consumo de kale se incluye el de mejorar el control de la glucosa en sangre en los diabéticos, la reducción del riesgo de cáncer, reducir la presión arterial, mejorar la salud ósea y la reducción del riesgo de desarrollar asma entre otros, esto es debido a que:

  • Es bajo en calorías, alto en fibra y tiene cero grasas. Una taza de kale tiene sólo 36 calorías, 5 gramos de fibra y 0 gramos de grasa. Es ideal para ayudar en la digestión y la eliminación con su gran contenido de fibra.
  • Tiene grandes cantidades de hierro, 10 veces más que la espinaca y más que la carne vacuna. El hierro es esencial para una buena salud, tales como la formación de la hemoglobina y las enzimas, el transporte de oxígeno a diferentes partes del cuerpo, el crecimiento celular, la función hepática adecuada y más.
  • Tiene grandes cantidades de vitamina K. Comer una dieta rica en vitamina K puede ayudar a proteger contra varios tipos de cáncer. También es necesario para una amplia variedad de funciones corporales, incluyendo la salud ósea normal y la coagulación de la sangre. Un aumentó en los niveles de vitamina K puede ayudar a las personas que sufren de la enfermedad de Alzheimer.
  • Está lleno de antioxidantes de gran alcance. Los antioxidantes, como los carotenoides y flavonoides ayudan a proteger contra varios tipos de cáncer.
  • Es un gran alimento antiinflamatorio. Una taza de kale contiene el 10% de la dosis diaria recomendada de ácidos grasos omega-3, ácido alfa-linolénico (ALA), que ayudan, en la lucha contra la artritis, el asma y en los trastornos autoinmunes.
  • Es ideal para el apoyo de la salud cardiovascular, puede ayudar a regular los niveles de colesterol.
  • Contiene altas cantidades de vitamina A. La vitamina A es muy buena para la vista, la piel, así como para ayudar a prevenir los cánceres de pulmón y de boca.
  • Contiene grandes cantidades de vitamina C. Esto es muy útil para el sistema inmunológico, el metabolismo, para mantener los cartílagos y la flexibilidad de las articulaciones y la hidratación del organismo.
  • Es muy rico en calcio, más que la leche, que ayuda en la prevención de la pérdida de masa ósea, preveniendo la osteoporosis y a mantener un metabolismo saludable.
  • Es un gran detoxificador, ya que está lleno de fibra y de azufre, además contribuye a mantener su hígado sano.

 

Usos del Kale

Cancer

La riqueza de nutrientes del Kale destaca en tres áreas específicas:  accion antioxidante, acción anti-inflamatoria  y la acción  contra el cáncer en forma de glucosinolatos.

Sin una ingesta suficiente de antioxidantes, el metabolismo del oxígeno puede llegarse a ver comprometido, y podemos experimentar un problema llamado “estrés oxidativo”.

Sin una ingesta suficiente de nutrientes anti-inflamatorias, la regulación de nuestro sistema inflamatorio puede llegar a verse comprometido, y podemos experimentar un problema de inflamación crónica.

El estrés oxidativo y la inflamación crónica son factores de riesgo para el desarrollo de cáncer.

Los beneficios preventivos de cáncer del Kale han sido claramente vinculados a su concentración inusual de dos tipos de antioxidantes: carotenoides y flavonoides.

Dentro de los carotenoides, la luteína y el beta-caroteno son los antioxidantes más destacadas en el kale. Los investigadores han seguido el paso de estos dos carotenoides del kale desde el tracto digestivo hasta el torrente sanguíneo, y han demostrado la capacidad del kale para elevar los niveles sanguíneos de estos nutrientes carotenoides. Ese hallazgo es importante porque la luteína y el beta-caroteno son nutrientes clave en la protección de nuestro cuerpo hacia el estrés oxidativo y los problemas de salud relacionados con el mismo: aumento del riesgo de cataratas, aterosclerosis, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y el cáncer, entre otras.

 

Dentro de los flavonoides, el kale contiene kaempferol y quercetina. Pero investigaciones recientes han comprobado que hay al menos 45 flavonoides antioxidantes.

Los beneficios de disminuir el riesgo de cancer del Kale han sido recientemente extendido a por lo menos cinco tipos diferentes de cáncer. Estos tipos incluyen el cáncer de la vejiga, mama, colon, ovario y próstata.

Tanto el kale como otros vegetales verdes que contienen clorofila, han demostrado ser efizacez en el bloqueo de los efectos cancerígenos de las llamadas aminas heterocíclicas, que son los compuestos cancerígenos que se generan cuando cocinamos a altas temperaturas los alimentos en la parrilla. Si tiene costumbre de comer alimentos cocinados a la parrilla, asegúrese de acompañarlos con verduras de hoja verde o kale para ayudar a neutralizar estos efectos.

 

Salud Cardiovascular

El contenido de fibra, potasio, vitamina C y B6 en  el kale ayuda a apoyar la salud del corazón. Un aumento en la ingesta de potasio junto con una disminución en la ingesta de sodio es el cambio en la dieta más importante que una persona puede hacer para reducir su riesgo de enfermedad cardiovascular.

En un estudio que se realizó, se demostró que pacientes que consumian 4.069 mg de potasio por día tenían un riesgo 49% menor de muerte por enfermedad isquémica del corazón en comparación con aquellos que consumían menos potasio (aproximadamente 1000 mg por día)

La ingesta alta de potasio también se asocian con un menor riesgo de accidente cerebrovascular, la protección contra la pérdida de masa muscular, la preservación de la densidad mineral ósea y la reducción en la formación de piedras en el riñón.

Para la presión arterial, el aumento de la ingesta de potasio puede ser tan importante como la disminución de la ingesta de sodio para reducir la presión arterial debido a los efectos vasodilatadores del potasio.

 

Colesterol

El kale ayuda a reducir el colesterol. Nuestro hígado utiliza el colesterol para fabricar los acidos biliares. Los ácidos biliares son moléculas especializadas que ayudan en la digestión y absorción de la grasa a través de un proceso llamado emulsión. Estas moléculas normalmente se almacenan en forma fluida en nuestra vesícula biliar, y cuando comemos una comida que contiene grasa, se liberan en el intestino donde ayudan a preparar la grasa para la interacción con las enzimas y la eventual absorción hasta el cuerpo. Cuando comemos kale, debido a su alta concentración de fibra tanto soluble como insoluble, los acidos biliares permanecen unidos a la fibra en el interior del intestino y salen de nuestro cuerpo cuando vamos al baño, en lugar de ser absorbidos de nuevo por el organismo junto con la grasa que han emulsionado.

Cuando esto sucede, nuestro hígado necesita, para reemplazar los ácidos biliares perdidos volver a echar mano del suministro existente de colesterol, y, como resultado, nuestro nivel de colesterol cae hacia abajo.

El Kale nos ofrece este beneficio para reducir el colesterol ya sea crudo o cocido. Sin embargo, un estudio reciente ha demostrado que la capacidad para reducir el colesterol del kale mejora significativamente cuando se cuece al vapor.

De hecho, cuando se comparó la capacidad para reducir el colesterol del kale con el de la colestiramina (un medicamento que se toma con el fin de reducir el colesterol),  el kale redujo un 42% los ácidos biliares.

 

 

Desintoxicacion

Los compuesto presentes en el kale llamados isotiocianatos (TIC) a base de glucosinolatos de kale han demostrado que ayuda a regular las actividades de desintoxicación en nuestras células. Los glucosinolatos presentes en el kale, que son unos compuestos azufrados que hay en las cruciferas, que cuando el vegetal se rompe por un daño mecánico (masticación) se convierte en los isotiocianatos que son unos fitoquímicos.

La mayoría de las toxinas que representan un riesgo para nuestro cuerpo deben ser desintoxicados por nuestras células utilizando un proceso de dos pasos. Los dos pasos en el proceso se llaman desintoxicación Fase I y Fase II. Las TIC del kale se ha demostrado que modifican favorablemente las dos etapas de desintoxicación (Fase I y Fase II). A grandes rasgos durante la Fase I se movilizan las toxinas de las celulas preparandolas para hacerlas solubles en agua, y en la Fase II esas sustancias dañinas para nuestras células, en presencia de varias sustancias y de azufre se hacen solubles en agua para ser expulsadas por los riñones. El kale, debido a su alta presencia de azufre en los fitoquimicos llamados isoriocianatos (TIC) apoya muy positivamente a la Fase II de la desintoxicación de nuestras células.

Mediante el apoyo a ambos aspectos de nuestro proceso de desintoxicación celular (Fase I y Fase II), los nutrientes presentes en el kale pueden dar a nuestro cuerpo una resistencia extra en el trato con la exposición tóxica, ya sea de nuestro entorno o de nuestros alimentos.

 

Diabetes

Los estudios han demostrado que los diabéticos tipo 1 que consumen dietas altas en fibra tienen niveles sanguíneos más bajos de glucosa y que los pacientes con  diabetes tipo 2 pueden mejorar su azúcar en sangre, los lípidos y los niveles de insulina.

Ademas, el Kale contiene un antioxidante conocido como ácido alfa-lipoico, que se ha demostrado efectivo para reducir los niveles de glucosa, aumentar la sensibilidad a la insulina y evitar los cambios oxidativos inducidos por el estrés en pacientes con diabetes. Los estudios sobre el ácido alfa-lipoico también han mostrado disminuciones en la neuropatía periférica.

Salud ósea

La baja ingesta de vitamina K ha sido asociada con un mayor riesgo de fractura ósea. El consumo adecuado de vitamina K es importante para la buena salud, ya que actúa como un modificador de proteínas de la matriz ósea, mejora la absorción de calcio y puede reducir la excreción urinaria de calcio. Una taza de col rizada ofrece la friolera de 550 microgramos de vitamina K, más de 680% de nuestras necesidades diarias.

 

Sistema Digestivo

El Kale es rico en fibra y agua, los cuales ayudan a prevenir el estreñimiento y promover la regularidad y un sistema digestivo saludable. Parece ser que los glucosinolatos presentes en el kale, que son unos compuestos azufrados que hay en las cruciferas, que cuando el vegetal se rompe por un daño mecánico (masticación) se convierte en los isotiocianatos que son unos fitoquímicos, podrían evitar que el helicobacter Pylori colonizase la mucosa intestinal.

 

Piel y el pelo

El Kale es rico en vitamina A, un nutriente necesario para la producción del sebo que mantiene el cabello hidratado. La vitamina A también es necesaria para el crecimiento de todos los tejidos corporales, incluyendo la piel y el cabello.

El consumo adecuado de vitamina C, que puede proporcionar el kale, es necesario para la construcción y mantenimiento del colágeno, el cúal proporciona la estructura a la piel y alal cabello.

A parte de esto, la deficiencia de hierro es una causa común de pérdida de cabello, que se puede prevenir con una adecuada ingesta de alimentos ricos en hierro, como el kale.

 

 

Contraindicaciones del Kale

El Kale es una verdura muy rica en oxalatos. Los oxalatos son unas sustancias naturales que se encuentran en las plantas, los animales y los seres humanos. Cuando tenemos exceso de oxalatos en el cuerpo, estos pueden cristalizarse causando problemas de salud. Por este motivo, las personas con problemas de riñón o de vesícula biliar no deben tomar el kale.

Tampoco es recomendable comerlo en exceso si se tienen problemas de tiroides. Ya que el Kale, al igual que el brocoli, la coliflor y la soja pueden interferir rn la función de la glándula tiroides.

 

 

ENCONTRAR AQUI

 

 

Me encantan tus preguntas y comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies