La Angelica (Angelica archangelica) es una hierba perenne utilizada en medicina natural para tratar una amplia gama de afecciones, desde la acidez estomacal hasta el insomnio. Según el folklore, debe su nombre, al hecho de que el arcangel San Miguel, sugirió su uso a un monje durante un sueño para controlar la peste bubónica de Europa.

Además de su uso como medicamento, se utiliza en la cocina y como agente aromatizante en bebidas alcohólicas como la ginebra y la benedictina.

Propiedades de la Angelica

La raíz de Angélica ha sido durante siglos, una importante planta medicinal y fuente de alimento, especialmente para los lapones del norte de Finlandia, Noruega y Suecia y los inuits en Groenlandia.

Los vikingos eran conscientes de las propiedades medicinales de la planta, y se menciona en las sagas islandesas. Se cultivaba como hierba medicinal y fue probablemente la primera planta medicinal que se exportó de los países nórdicos al resto de Europa.

Durante la Edad Media, se creía que la raíz de la planta era útil como tratamiento para la peste, y en los siglos XVII y XVIII la hierba se usaba ampliamente contra infecciones intestinales como la disentería y el cólera.

Las aplicaciones y los beneficios terapéuticos de la angélica se basan principalmente en los usos de la medicina tradicional y popular, pero en los últimos años la hierba ha ganado interés dentro de la comunidad científica.

Hoy en día, existen numerosos estudios que han validado en cierta medida la efectividad de la hierba para algunas condiciones.

Los tallos de la angélica son comestibles. Son muy ricos en nutrientes y se pueden comer de la misma manera que el apio. La capa externa de los tallos generalmente se elimina, y solo se comen las partes verdes y jugosas internas. Tienen un sabor fuerte, pero si se cocina el sabor se vuelve más suave.

La planta se ha utilizado como agente aromatizante en licores durante siglos y sigue siendo el principal ingrediente de sabor en los licores franceses Bénédictine y Chartreuse.

La raíz contiene felandreno, terpenos, cumarina y derivados de cumarina (se han identificado un total de 26 derivados) tales como osthol, angelicina y archangelicina.

La raíz también contiene sustancias amargas, glucosa, sacarosa, sacarina y algunos ácidos orgánicos como el ácido aconítico, el ácido fumárico y el ácido oxálico. Las semillas son ricas en aceites grasos y las hojas contienen tanino y sustancias amargas.

Beneficios de la Angelica

Salud digestiva

La angélica se considera una hierba amarga, cálida y vigorizante que se puede utilizar como remedio para una amplia variedad de enfermedades y trastornos.

Debido a que la hierba es amarga, se usa principalmente para dolencias asociadas con el sistema digestivo. Se ha utilizado para estimular el apetito, mejorar la digestión, calmar los cólicos y disminuir la producción de gases intestinales.

Tiene un efecto bactericida en el tracto gastrointestinal y aumenta la producción de ácido estomacal. Ambos factores pueden contribuir a debilitar o eliminar las bacterias que a menudo causa diversas dolencias y molestias gástricas.

Contiene sustancias que relajan los músculos intestinales y pueden ayudar a aliviar los calambres leves, la hinchazón y los gases.

Circulación

La angélica también puede ser útil para la mala circulación sanguínea, y se ha utilizado como tratamiento para la enfermedad de Buerger, una afección que hace que las arterias de las manos y los pies se estrechen.

Contiene compuestos que actúan de manera similar a los bloqueadores de los canales de calcio, que a menudo se recetan para la presión arterial alta y la salud del corazón.

Además, la planta tiene propiedades antioxidantes que podrían hacerla útil para prevenir y tratar la aterosclerosis.

Salud respiratoria.

La planta es conocida por sus propiedades expectorantes y se ha utilizado tradicionalmente como remedio herbal para la bronquitis, el asma y otras dolencias del sistema respiratorio. Son las raíces las que se usan comúnmente a este respecto, pero también se pueden usar los tallos y las semillas.

La Angélica tiene una larga historia de uso en resfriados, congestión y fiebres; su raíz es cálida y estimulante para los pulmones, lo que ayuda a aliviar la congestión en el pecho

La Comisión Alemana E, el equivalente alemán de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), aprueba el uso de Angelica archangelica como remedio para la fiebre alta y los síntomas del resfriado común.


Cáncer

Según estudios recientes, la angélica ha demostrado efectos anticancerígenos al contrarrestar los cambios celulares que pueden convertirse en cáncer, pero se necesitan más estudios para confirmar el potencial de la hierba como tratamiento para el cáncer.

Salud de la mujer

Está estrechamente relacionado con el Dong Quai, uno de los tónicos femeninos más respetados en la medicina tradicional china. Es una hierba de parto tradicional que se utiliza para ayudar al mismo y para expulsar la placenta después.

La angélica alivia la menstruación dolorosa y con calambres y provoca que baje cuando hay retrasos en la misma. Es especialmente buena cuando hay hinchazón o calambres.

Usos de la Angelica

  • pérdida de apetito
  • acidez
  • indigestión
  • gases intestinales
  • cólicos
  • mala circulación
  • artritis
  • bronquitis y asma
  • aterosclerosis
  • resfriados y gripe
  • nerviosismo e insomnio
  • peste bubónica
  • aumentar la orina e infección del tracto urinario
  • ayudar a bajar la menstruación
  • Via tópica se usa para el dolor nervioso (neuralgia), dolor en las articulaciones (reumatismo) y trastornos de la piel.

Contraindicaciones de la Angelica

Algunas especies plantas de esta misma familias son muy venenosas, como la alga gigante (Heracleum mantegazzianum) y la cicuta de agua (Cicuta spp.) Y pueden confundirse fácilmente con Angelica archangelica. No recoja esta planta del campo si no está muy familiarizado con ella.

Tomada vía oral en las cantidades recomendadas no parece presentar efectos secundarios y es bastante segura.

La raíz de angélica parece ser segura para la mayoría de los adultos cuando se usa como crema, a corto plazo.

El consumo de esta planta, tanto interna como externamente, puede hacer la piel más sensible a la luz solar.

No consumir durante el embarazo y la lactancia, podría causar contracciones uterinas. En el caso de la lactancia, no hay suficiente información.

ENCONTRAR ANGELICA AQUI

Me encantan tus preguntas y comentarios