Plantas Medicinales

La Cimífuga y sus Propiedades

cimicifuga-1200-668x400x80xx

La cimicífuga es una planta de origen americano utilizada para desarreglos ginecológicos, mordeduras de serpiente, fiebres y reumatismo. se le conoce con el nombre de Cimífuga Racemosa o Cohosh negro.

 Componentes principales de la Cimifuga:

Derivados del ácido cinámico, cromona, isoflavonas, taninos, glucósidos triterpenos, ácido salicílico.

 

Propiedades de la Cimifuga

En lo que se refiere a la acción farmacológica de la cimífuga, destacan sobretodo sus popiedades sedantes, tónicas, emenagogas, antiespasmódicas, antiartrítica, antiinflamatoria, antirreumática, leve analgésica, relaja los vasos sanguíneos, diurética, antiusiva, hipotensora e hipoglucémica.

La acción estrogénica de esta planta la convierte en una alternativa natural y eficaz a la terapia hormonal sustitutoria. Sofocos, sudación, palpitaciones, dolor de cabeza, depresión y alteraciones del sueño son algunos de los síntomas que, a menudo, aparecen durante la menopausia. Todos estos trastornos se deben a la reducción hormonal que se presenta en este periodo fisiológico de la mujer. Para aliviar esos síntomas, la medicina tradicional recomienda realizar una terapia hormonal a base de estrógenos. Sin embargo, esa terapia supone la administración artificial de hormonas al organismo y no está libre de riesgos. Una buena alternativa a este tratamiento es la cimífuga, cuya acción estrogénica se ha comprobado clínicamente, lo que le confiere un efecto regulador hormonal. Por ello se recomienda para tratar dolores premenstruales y problemas relacionados con la menopausia. También resulta útil en caso de reglas dolorosas, espasmos y dolores musculares.

A diferencia de otras plantas ricas en fitoestrógenos, como la soja o el trébol rojo, que tienen una acción antiestrogénica, la cimífuga la promueve. El mecanismo de acción no se conoce bien, pero más que aumentar el nivel de estrógenos en el plasma, lo que aumenta es su eficacia. Este punto diferencial es interesante, porque hace que carezca de los notables efectos secundarios que tienen las hormonas de síntesis.

La eficacia de esta planta es en todo comparable a la terapia hormonal. De hecho hay estudios que demuestran que tres cuartas partes de las mujeres respondieron mejor a la cimífuga que a la terapia hormonal. Este hecho es importante, sobre todo teniendo en cuenta que la terapia hormonal sustitutoria se da casi por rutina a las mujeres que entran en la menopausia, sin tener en cuenta que en algunos casos puede tener consecuencias negativas sobre la salud. Además, hay mujeres que tienen expresamente contraindicado el tratamiento hormonal, como las que tienen cáncer de mama, que empeora con la administración de estrógenos. En ellas el uso de extractos de cimífuga podría ser muy útil, ya que se ha comprobado que, a diferencia de los estrógenos, esta planta no estimula la proliferación de las células cancerígenas MCF-7 sino que parece potenciar la acción del tamoxifeno, un medicamento que ayuda a prevenir su reaparición.

Otro de los problemas de la menopausia es la atrofia de la estructura de la mucosa vaginal, que se vuelve más seca. En estos casos, la administración de cimífuga ha demostrado ser útil para contrarrestar ese efecto. Otra de las ventajas que ofrece esta planta es que puede tomarse durante largos periodos de tiempo sin riesgos para la salud.

 

Beneficios de la cimífuga

  • La cimífuga es una planta medicinal aconsejada para diferentes trastornos de la mujer durante la menstruación, ayudando positivamente no solo en el tratamiento de desarreglos durante el periodo, sino también en caso de dolor de ovarios.
  • Posee un efecto regulador positivo sobre los niveles de hormonas sexuales femeninas, de manera que puede ser utilizada a la hora de recuperar la actividad hormonal normal.
  • Aporta igualmente beneficios medicinales en el tratamiento de dolores musculares, reumáticos o artritis reumatoide.
  • En caso de nerviosismo, puede ser interesante a la hora de tratar y aliviar los nervios, gracias a su efecto sedante.

 

Usos de la Cimifuga

  • Se aconseja para tratar los síntomas menopáusicos (sofocaciones, dolor de cabeza, vértigo, alteraciones del sueño),
  • dolores premenstruales
  • problemas musculares.

 

Contraindicaciones de la Cimifuga

  • Por su acción sobre el sistema hormonal no se recomienda su uso en caso de embarazo, ya que podría estimular un aborto o parto prematuro.
  • Sólo se han constatado efectos secundarios tras la toma de cantidades de cimífuga más elevadas de las necesarias. En esos casos los síntomas son: náuseas, rigidez, temblores y dolores de cabeza.
  • Puede provocar problemas hepáticos. No conviene exceder las dosis recomendadas y, en caso de duda, consulta con tu médico de cabecera. No utilizar si se tienen antecedentes hepáticos y evitar tomarlo durante el embarazo.
  • No utilizar si se tiene algún tipo de lesión hepática.
  • Si al tomarla se sintiera molestias como cansancio anormal, dolor de estómago con náuseas, orina de color coñac o ictericia suspender inmediatamente su toma.

 

ENCONTRAR AQUI

Me encantan tus preguntas y comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies