La L-Prolina y sus Propiedades

l-prolinaç

La L-prolina o prolina es un aminoácido no esencial que nuestro organismo puede sintetizar a partir del ácido glutámico.

Propiedades de la Prolina

Es un aminoácido no esencial que comparte las funciones de síntesis de colágeno, que reduce el riesgo de la pérdida de colágeno y además ayuda en su producción. Es útil en el fortalecimiento de las articulaciones y los tendones. De ahí que este aminoácido no esencial sea utilizado en la prevención de la artritis, al conservar las articulaciones.

Su principal función es la producir colágeno en el organismo, mediante su oxidación se forma la hidroxiprolina, la cual interviene en la estabilización de proteínas. Tanto la prolina, en forma de poliprolina, como la hidroxiprolina, forman parte del colágeno.

La prolina forma parte de las secuencias de reconocimiento de los sistemas enzimáticos de degradación proteica. Y junto con la glutamina forma parte mayoritaria del gluten, responsable de la respuesta inflamatoria ocurrida en el intestino que sufren los enfermos celíacos. La presencia de estos aminoácidos aumenta la resistencia a la degradación proteica del gluten.

 

 

Beneficios de la prolina

 

Este aminoácido, cumple una serie de funciones en nuestro organismo muy necesarios, entre ellos:

  • Fortalece las articulaciones y los tendones, ya que es parte integrante de los mismos.
  • Ayuda en el fortalecimiento de los músculos del corazón y actúa como un protector cardiovascular, inhibiendo la descomposición del colágeno arterial, para de esta forma impedir posibles lesiones.
  • Ayuda en la producción de colágeno.
  • Mejora la textura de la piel, ayudando a la producción de colágeno y reduciendo la pérdida de colágeno a través del proceso de envejecimiento. En consecuencia ayuda en la cicatrización de úlceras y quemaduras.
  • Ayuda en la cicatrización tanto de tejidos como de mucosas. Siendo fundamental para el restablecimiento y curación de los tejidos conectivos dañados.
  • Ayuda en la inmunidad de nuestro organismo al relacionarse con el mantenimiento de algunas inmunoglobulinas.

Fuentes naturales de prolina

Carnes, cítricos y otras frutas ricas en vitamina C, pescados, lácteos, huevos, vegetales ricos en vitamina C, legumbres, arroz integral, semillas, cereales integrales y frutos secos.

 

Síntomas de falta de prolina

  • En caso de cáncer, mayor predisposición a las metástasis.
  • Retraso en la cicatrización de las heridas y quemaduras.
  • Mayor predisposición a padecer alteraciones cardiovasculares.
  • Debilidad en ligamentos y tendones.
  • Retraso en la recuperación de tejidos conectivos dañados.

Usos de la Prolina

  • Puede ayudar a impedir o limitar las metástasis cancerosas, en compañía de la vitamina C y la Lisina.
  • Ayuda en los tratamientos de impotencia y frigidez.
  • Ayuda en el tratamiento de las enfermedades articulares: Artritis. Esguinces. Lesiones en ligamentos. Lumbago. Luxaciones. Tendinitis. Tortícolis.
  • Parásitos intestinales. Infecciones intestinales.
  • Callosidades. Heridas. Quemaduras. Úlceras.
  • Trastornos cardiovasculares.

 

Contraindicaciones de la Prolina:

  • Personas con afecciones hepáticas o renales no deben ingerir grandes cantidades de aminoácidos sin las recomendaciones de un profesional de la medicina.
  • Las personas con desórdenes del sistema nervioso deben evitar el aporte extraordinario de prolina. Ya que se ha observado un exceso de esta en enfermedades mentales y esquizofrénicos.
  • Los celíacos, deben evitar el aporte extraordinario de prolina. Ya que forma parte del gluten.

 

ENCONTRAR AQUI

 

 

La L-Prolina y sus Propiedades

Me encantan tus preguntas y comentarios