La Luteina y sus Propiedades

luteina

La Luteína es un pigmento amarillo de la familia de los carotenoides con gran capacidad antioxidante.

Propiedades de la Luteína

Entre sus principales funciones se encuentra la de proteger al organismo de los efectos nocivos de los radicales libres.

Podemos encontrarla en las algas, la caléndula, guisantes, puerros, arándanos, brócoli, yema de huevo, espinacas, acelga, repollo, col, maíz, tomate, plátano, perejil, apio, patata blanca, flor de calabaza, naranja, berro,  lechuga, judias y pimiento verde.

La yema de huevo posee un 85% de luteína, el maíz un 60 % y el brócoli un 20 %.

 

Beneficios de la Luteina

Protege la vista de dos maneras diferentes: una es gracias a su efecto antioxidante, la parte externa de la retina es rica en ácidos poliinsaturados que son atacados por los radicales libres y sufren un proceso de oxidación debido a la incidencia de la luz en esta área; y otro es que actúa como un filtro de luz, protegiendo la vista de algunos de los efectos dañinos del sol y previene la pérdida visual que suele producirse naturalmente con el paso del tiempo.

Una de sus propiedades más estudiadas es la de proteger un punto de la retina ocular llamado Mácula que es donde el ojo tiene mayor agudeza visual. La Luteína puede ayudarnos, por tanto, en la lucha contra la degeneración macular y también como prevención o tratamiento coadyuvante de las cataratas.

La luteína actúa como una barrera protectora, reduciendo la cantidad de rayos ultravioletas que entran en el ojo y pueden dañar la retina. El nivel de luteína en el cristalino disminuye con la edad, por ello aumenta el riesgo de lesión ocular. Estudios clínicos publicados en el Journal of the American Medical Association muestran que existe un descenso de entre un 60 o 70 por ciento en las probabilidades de desarrollar degeneración macular entre aquellas personas que consumen habitualmente dosis elevadas de luteína; a su vez, el riesgo de extracción de cataratas disminuye entre un 20 y un 50 por ciento.

Protege nuestra piel de la radiación solar gracias a su efecto antioxidante  y previene el envejecimiento prematuro.

El hecho de ser uno de los carotenoides más potentes puede ser importante a la hora de prevenir procesos tumorales y cancerígenos, ya que mejora el sistema inmune y la comunicación celular. Hay varios estudios sobre como el cáncer de colon y de próstata son menos frecuentes en poblaciones con una dieta rica en luteína.

El consumo de luteína no sólo incide en la salud ocular, sino también en otros órganos, especialmente en la piel, el corazón, en los senos y en el cérvix femenino. Asimismo, se halla en el HDL (colesterol “bueno”) y parece ser que evita la oxidación del LDL (colesterol “malo”).

La Luteína cultivada sobre la microalga Muriellopsis es uno de los últimos métodos para obtenerla a gran escala ya que también se puede usar como colorante biológico para alimentos, aditivos para piensos animales de granja (ayudan en la pigmentación de yemas de huevo), en la acuicultura (mariscos, salmones, etc.) medicamentos y productos cosméticos.

 

Usos de la Luteina

  • Degeneracion macular

 

 

Contraindicaciones y posología de la Luteína

  • Nuestro organismo no la produce, así que sólo puede obtenerse a través de la dieta. Además, la penetración de la luteína en el tejido ocular es lenta y, por ello, lo ideal es consumirla en pequeñas cantidades pero de forma habitual. Los alimentos más ricos en esta sustancia son las espinacas, coles, acelgas, calabaza y pimientos rojos. También se puede suplementar la dieta con complementos de luteína, que además incorporan otros nutrientes imprescindibles para evitar problemas oculares (vitamina C y E, mirtilo, citroflavonoides, zinc o niacina).
  • Algunos individuos no la absorben. Las personas con ojos azules, las mujeres post-menopáusicas y los fumadores son algunos ejemplos.
  • Debe tomarse junto con las comidas para mejorar la absorción.
  • Hay que tener cuidado ante el uso de suplementos de luteína, ya que las cantidades requeridas (6mg/día), se cubren rápidamente con una porción de espinacas, por ejemplo. Por ello, un consumo sin control de suplementos puede ocasionar excesivas concentraciones de luteína, que si bien no se ha demostrado toxicidad, genera hipercarotenosis que se caracteriza por una pigmentación amarilla en la piel debido a que el exceso no es absorbido.
  • También debemos saber que la luteína es liposoluble y por lo tanto, su absorción disminuye cuando se ingieren vegetales sin agregado de grasa. Igualmente la absorción de los carotenos oscila en un 40- 50%.

 

ENCONTRAR AQUI

La Luteina y sus Propiedades

Me encantan tus preguntas y comentarios