Las Isoflavonas de Soja y sus Propiedades

isoflavonas de soja

Las Isoflavonas son productos derivados de las plantas con actividad estrogénica, entre los cuales están las isoflavonas de soja. Las isoflavonas son sustancias diferentes a los esteroides endógenos humanos con capacidad de unirse a los receptores estrogénicos. Sus compuestos más importantes son la genisteína y la daiceína.

Propiedades de las Isoflavonas de Soja

La estructura química de las isoflavonas es muy similar a la de nuestro propio estrógeno.

Debido a esta similitud en la estructura, pueden interferir con la acción de nuestro propio estrógeno.

Dependiendo del tipo de receptor de estrógeno en las células, las isoflavonas pueden reducir o activar la actividad del estrógeno.

Las isoflavonas pueden competir con los estrógenos por los mismos receptores, disminuyendo así los riesgos para la salud de exceso de estrógeno.

También pueden aumentar la actividad de los estrógenos.

Si durante la menopausia, el nivel natural del cuerpo del estrógeno cae, las isoflavonas pueden compensar esto uniéndose al mismo receptor, lo que alivia los síntomas de la menopausia como resultado.

La mejor manera de consumir las isoflavonas de la soja es consumir alimentos de soja. Las mayores cantidades de isoflavonas de soja se pueden encontrar en las nueces de soja y en el tempeh.

Otra fuente natural de isoflavonas es el trébol rojo.

Además de su efecto estrogénico, las isoflavonas mejoran la perfusión arterial sistémica, una medida directa de la flexibilidad de las grandes arterias centrales y un predictor independiente del riesgo de enfermedad coronaria.

La genisteína es una isoflavona abundante en la soja y en sus derivados, que se sabe, mejora los parámetros de neoformación ósea. Recientemente se descubrió que la genisteína mejora significativamente la función endotelial. Una de las principales causas de arteriosclerosis es la disminución de la misma.

También se ha demostrado que las isoflavonas (debido a su estructura análoga a la actividad estrogénica) presentan propiedades hipocolesterolémicas debido a que disminuyen el LDL.

A los efectos terapéuticos de las isoflavonas sobre la función cardiovascular se debería agregar la función antioxidante que cumplen, previniendo la oxidación de los LDL por lo que se limita la formación de ateromas.

Se han presentados evidencias de que juegan un rol beneficioso en la obesidad y la diabetes. Estudios de intervención nutricional realizados en animales y en humanos sugieren que la ingesta de proteínas de soja asociada con isoflavonas, mejora el control de la glucosa (reduciendo la insulina en suero) y la resistencia a la insulina.

La proteína de soja también aparece como moduladora de la hiperglucemia y reduce el peso corporal, la hiperlipemia y la hiperinsulinemia, manteniendo efectos beneficiosos sobre la obesidad y la diabetes.

Parecería que las isoflavonas actuarían a través de varios mecanismos que modulan la secreción de insulina pancreática o a través de acciones antioxidantes.

 

Beneficios para la salud de las isoflavonas de soja

  • Aliviar los síntomas de la menopausia – Los beneficios de la soja van más allá de la reducción a largo plazo el riesgo de cáncer. Estudios recientes han encontrado que las isoflavonas de soja pueden reducir los síntomas de la menopausia como los sofocos y aumentar su densidad ósea en las mujeres. De hecho, muchos de los problemas de salud, menopáusicos y post-menopáusicos, pueden resultar de una falta de isoflavonas en la dieta occidental típica. Aunque los resultados del estudio no son completamente consistentes, las isoflavonas de la soja o el trébol rojo puede ser útil para los síntomas de la menopausia
  • Reducir el riesgo de enfermedad cardiaca – Las isoflavonas de soja también parecen reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular a través de distintos mecanismos. Las isoflavonas inhiben el crecimiento de células que forman la placa que obstruye la arteria. Estas arterias normalmente forman coágulos sanguíneos que pueden conducir a un ataque al corazón. Una revisión de 38 estudios controlados sobre la soja y las enfermedades del corazón llegó a la conclusión de que la soja es definitivamente eficaz para mejorar el perfil de colesterol. Existe alguna evidencia de que las isoflavonas son los ingredientes activos en la soja responsables de mejorar el perfil de colesterol.
  • Protege contra los problemas de próstata – Las isoflavonas pueden ser benificiosas para la salud de los hombres, ya que pueden proteger contra el agrandamiento de la glándula prostática masculina. Los estudios muestran que las isoflavonas retrasaron el crecimiento del cáncer de próstata y eliminan las células de cáncer de próstata. Isoflavonas actúan contra las células cancerosas de una manera similar a muchas drogas comunes utilizadas para el  tratamiento de cáncer.
  • Las Isoflavonas mejoran la salud de los huesos – Las isoflavonas ayudan en la preservación de la sustancia ósea y ayudan a combatir la osteoporosis. Esta es la razón por la cual la gente en China y Japón, muy rara vez padecen de osteoporosis, a pesar de su bajo consumo de productos lácteos, mientras que en Europa y Norteamérica sucede lo contrario. A diferencia del estrógeno, que ayuda a prevenir la destrucción del hueso, la evidencia sugiere que las isoflavonas también pueden ayudar en la creación de hueso nuevo. Otros estudios no son completamente consistentes, pero la evidencia sugiere que la genisteína y otras isoflavonas de soja puede ayudar a prevenir la osteoporosis.
  • Reducir el riesgo de cáncer – Las isoflavonas parecen proteger de los tumores porque actúan contra las células cancerosas de una manera similar a muchas drogas comunes para tratar el cánce. Los estudios poblacionales muestran una fuerte asociación entre el consumo de isoflavonas y una reducción del riesgo de cáncer de mama y de endometrio. Las mujeres que consumieron más  productos de soja y otros alimentos ricos en isoflavonas redujeron el riesgo de cáncer de endometrio en un 54%.
  • Las isoflavonas son antioxidantes naturales – Un estudio reciente ha demostrado que las isoflavonas tienen potentes propiedades antioxidantes, comparables a las del conocido antioxidante de la vitamina E. Los poderes antioxidantes de las isoflavonas pueden reducir el riesgo a largo plazo del cáncer mediante la prevención de daños de los radicales libres del ADN. La genisteína es el antioxidante más potente entre las isoflavonas de la soja, seguida por la daidzeína.

 

Usos de las Isoflavonas de soja

  • protección contra el cáncer de mama, cáncer de próstata,
  • menopausia,
  • enfermedades del corazón
  • osteoporosis.
  • diabetes
  • colesterol

 

 

Contraindicaciones de las isoflavonas de soja

No debe tomarse si se tiene o se ha tenido cancer de mama.

El consumo elevado de este compuesto puede interferir con la eficacia de algunos tratamientos contra el cáncer, tales como tamoxifin.

No tomarlas si se padece algun tipo de problema en la tiroides

Las isoflavonas de soja pueden desencadenar alergias a los alimentos en algunas personas, con efectos secundarios que incluyen picazón, goteo nasal, irritación de estómago y trastornos digestivos.

En algunas personas provocan estreñimiento y cambios en la calidad de las heces.

Pueden causar dolores de cabeza en algunas persona.

Para evitar que pueda causar problemas de tiroides o no superar jamas la dosis de 100 miligramos diarios.

 

 

ENCONTRAR AQUI

 

Las Isoflavonas de Soja y sus Propiedades

Me encantan tus preguntas y comentarios