Las Propiedades de la Pepita de Pomelo

pepita de poemlo

En el año 1980, un jardinero aficionado observó que las semillas de pomelo de su compost no se pudrían. El jardinero también era médico, físico e inmunólogo especializado en la investigación de remedios naturales, por lo que procedió a examinar aquel sorprendente hecho con más atención.

Propiedades de la pepita de pomelo

Cuando varios institutos de renombre (tales como el Pasteur Institute en Francia y el Institute for Microbiology en Herborn, Alemania) empezaron a investigar el extracto obtenido de las semillas de pomelo, descubrieron una amplia variedad de efectos inherentes en esta sustancia.

Resultó que no solamente derrotaba virus y bacterias sino que también neutralizaba levaduras y otros hongos y parásitos.

Los resultados obtenidos muestran que puede combatir unas 800 cepas de bacterias (incluyendo staphylococcus, pseudomonas, legionella, chlamydia, streptococcus) y virus, además de 100 cepas de hongos y una gran variedad de parásitos unicelulares.

Esto lo consigue, porque es capaz de dañar la membrana bacteriana de los patógenos, tan solo 15 minutos de entrar en contacto con esta sustancia.

 

Beneficios de la Pepita de Pomelo

  • Es un Antiséptico de amplio espectro.
  • Antibacteriano.
  • Antifúngico.
  • Reduce los organismos patógenos del tracto gastrointestinal, especialmente Candida albicans, Geotrichum, Escherichia coli hemolítica y Helicobacter pylori.
  • Es un poderso antioxidante.
  • Es antiinflamatorio (propiedad posiblemente relacionada con su acción antioxidante).

 

Usos de la Pepita de Pomelo

  • Como parte del tratamiento en los casos de flora intestinal anormal, incluyendo síndrome de intestino irritable y enfermedades autoinmunes, tales como: colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn y espondilitis anquilosante.
  • Problemas dermatológicos asociados a la colonización intestinal patológica (disbiosis).
  • Colutorios orales para el tratamiento de bacterias orales y para reducir la placa y la caries dental.
  • Inflamación de las encías.
  • Catarros comunes.
  • Infecciones de garganta, nariz y oído.
  • Rinitis aguda (aplicación del extracto en reflexología nasal).
  • Trastornos de las uñas, infecciones micóticas de la piel, callos y verrugas.
  • Tratamiento anticaspa.
  • Vaginitis.

 

Aplicaciones de la Pepita de Pomelo

IMPORTANTE: Las siguientes recomendaciones son orientativas, un profesional deberá valorar la sintomatología de la persona y, según cada caso, prescribir la pauta correspondiente a seguir.

 

  • ACNÉ:
    • Añadir 5 gotas de extracto de pepita de pomelo al líquido limpiador habitual que la persona utilice.
  • AFTAS BUCALES:
    • Añadir 20 gotas (o 2 tabletas) a 180 ml de agua, hacer gargaras con el líquido tantas veces como se quiera, teniendo en cuenta que las gárgaras deben abarcar todas las zonas de la boca y el paladar.
  • ARTRITIS:
    • Añadir de 10 a 15 gotas de extracto de pepita de pomelo diluidas en zumo o agua y tomar tres o cuatro veces al día (o dos tabletas tres veces al día) entre las comidas.
  • CASPA:
    • Añadir 10 gotas de extracto de pepita de pomelo a cada aplicación de champú. Mezclar vigorosamente antes de su aplicación al cabello. Esperar de 3 a 5 minutos antes de aclarar el cabello con agua abundante.
  • DERMATITIS DE CONTACTO:
    • Mezclar 30 ml de pepita con 300 ml de agua destilada (o una cantidad proporcional) en un spray y aplicar en un área pequeña de la piel afectada. Si aparece más irritación, hay que añadir otros 300 ml de agua o la cantidad proporcional. Se aplicará en toda el área afectada. Repetir cada dos horas si es necesario.
  • CORTES Y HERIDAS:
    • Mezclar de 45 a 50 ml de pepita en 250 ml de agua destilada (o una proporción equivalente) e introducir la solución en una botella de espray. Pulverizar la solución sobre el área afectada cada 5 minutos mientras preparamos otros procedimientos de primeros auxilios
  • DIARREA:
    • Tomar de 15 a 20 gotas diluidas en zumo cada cuatro horas hasta un máximo de 60 gotas al día.
  • DOLOR DE OÍDOS:
    • Mezclar 3 gotas en unos 100 ml de agua destilada. Añadir después de agitar bien la mezcla una o dos gotas en el oído y taparlo con un algodón. Repetir la aplicación 2 o 3 veces al día. No usar directamente el extracto de pepita de pomelo concentrado en el oído.
  • ENFERMEDAD PERIDONTAL Y GINGIVITIS:
    • Diluir de 5 a 10 gotas en 200 a 250 ml de agua. Tomar una pequeña cantidad de la solución, agitar en la boca y hacer enjuagues.
  • FLATULENCIA ABDOMINAL:
    • Tomar de 10 a 20 gotas diluidas en agua y tomar tres veces al día antes o después de las comidas.
  • GRIPE:
    • A los primeros síntomas de gripe tomar 15 gotas de extracto de pepita de pomelo (o dos tabletas) diluidas en zumo, tres veces al día.
  • IMPÉTIGO:
    • Mezclar 40 a 50 ml en 200 ml de agua y aplicar en el área infectada varias veces al día. Se han comprobado excelentes resultados si se añaden 40 ml de Calendula officinalis a la solución anteriormente descrita. Además de aplicar el extracto de pepita de pomelo deben tomarse ciertas medidas de higiene que ayuden a evitar la sobreinfección. La  cara y las manos deben lavarse con limpiadores que contengan un 3% de extracto de pepita de pomelo. Después del afeitado, de haber tocado artículos contaminados, etc., se recomienda utilizar un spray con una solución del 1 al 3% de extracto de pepita de pomelo. Para descontaminar toallas, sábanas y ropa en general, se añaden 5 ml de extracto de pepita de pomelo a cada ciclo de lavado.
  • CANDIDA:
    • – Días 1 a 3: 10 gotas dos veces al día junto con zumo de frutas o verduras o 1 tableta dos veces al día.
    • – Días 4 a 10: 15 gotas dos veces al día diluidas en zumo de frutas o verduras o 1 tableta tres veces al día.
    • – Días 11 a 28: 15 gotas tres veces al día o 2 tabletas dos o tres veces al día.
  • INFECCIÓN PARASITARIA:
    • Como prevención: siempre que se sospeche haber ingerido un alimento o bebida contaminados, se tomarán de 20 a 30 gotas de extracto de pepita de pomelo concentrado diluidas en zumo (o tres tabletas). Se puede repetir la dosis cada 2 horas al menos tres dosis.
    • En el caso de agua contaminada debemos evitar su ingesta, pero si no queda más remedio, puede ser tratada añadiendo 10 gotas de extracto de pepita de pomelo por cada 125 a 150 ml de agua, esperando unos 15 minutos antes de beberla.
    • Si se sospecha la existencia de una infección parasitaria hay que tomar las debidas medidas sanitarias. La identificación del parásito es el primer paso a realizar. El empleo en ese caso de extracto de pepita de pomelo será una medida a aplicar. La cantidad de extracto de pepita de pomelo será unas 3 o 4 veces superior a las cantidades empleadas en una infección bacteriana, fúngica o vírica. Añadir fitoterapia con acción antiparasitaria al preparado conseguirá que el efecto del extracto de pepita de pomelo sea máximo.
    • Si la infección parasitaria es crónica, el extracto de pepita de pomelo podrá aliviar la sintomatología pero no eliminará totalmente la infección. La eliminación total dependerá de la naturaleza individual de cada organismo, así como de la localización del parásito en el tracto digestivo.

No es recomendable que la propia persona se automedique en caso de existencia de una infección provocada por parásitos.

  • INFECCIÓN VAGINAL (Candida albicans o levaduras)
    • Lavado vaginal: añadir 16 gotas de extracto de pepita de pomelo en 500 ml de agua previamente hervida, filtrada o destilada, a temperatura ambiente, y agitar bien la mezcla. Irrigar la vagina una vez al día durante 3 días. Repetir la misma operación cada 5 días. Si la persona presenta una discreta irritación vaginal debe disminuirse la dosis y aplicar 5 gotas disueltas en 500 ml de agua.

No es conveniente el empleo de extracto de pepita de pomelo para las mujeres embarazadas ni durante la menstruación.

  • INTOXICACIÓN ALIMENTARIA: 
    • Tomar de 15 a 20 gotas  diluidas en zumo cada cuatro horas hasta un máximo de 60 gotas al día.
  • LLAGAS:
    • Mezclar 5 gotas en 50 gotas de glicerina vegetal. Aplicar la solución dos o tres veces al día. Si la mezcla inicialmente preparada produce una ligera irritación, disminuya la dosis de extracto de pepita de pomelo (por ejemplo, 2 gotas en 50 gotas de glicerina y aplicar). Si no aparece ningún signo de irritación se puede incrementar la dosis de extracto de pepita de pomelo.
  • PROCESOS INFLAMATORIOS DE LA GARGANTA:
    • Mezclar 20 gotas 200 ml de zumo diluido o en la misma cantidad de agua. Hacer gárgaras con la solución durante varios segundos antes de expulsarla de la boca. Las gárgaras se pueden repetir tantas veces como sea necesario.
  • RESFRIADOS (catarro común):
    • A los primeros síntomas de resfriado tomar 15 gotas de extracto de pepita de pomelo (o dos tabletas) diluidas en zumo, tres veces al día.
  • SINUSITIS:
    • Pulverizar dentro de la nariz con un atomizador que contenga una solución con una o dos gotas en 30 ml de agua destilada y un pellizco de sal del himalaya (para que la salinidad de la solución sea similar a la de las lágrimas). Repetir la operación cada 4 horas si es necesario. Si se siente sensación de quemazón, quitar la mitad de la solución preparada y añadir el mismo volumen de agua destilada. Si la primera solución que haya preparado no surte efecto, puede incrementar el número de gotas de extracto de pepita de pomelo.
      Como precaución no se debe aplicar este tratamiento a niños menores de 12 años sin supervisión de un profesional.
  • TIÑA:
    • Utilizar la misma solución que la indicada para las dermatitis por contacto. Pulverizar en la zona afectada varias veces al día.
  • HERPES LABIAL
    • Mezclar 5 gotas de pepita de pomelo en 50 gotas de glicerina vegetal. Aplicar la solución dos o tres veces al día.
  • ÚLCERAS (gástricas o duodenales):
    • se recomienda emplear la presentación en comprimidos. Se debe dejar disolver un comprimido en agua o zumo e ingerirlo en combinación con alimentos. Si la ingesta de un comprimido al día durante tres días seguidos no provoca irritación, se aumentará la dosis cada tres días en un comprimido más, hasta un máximo de seis al día. Disminuir la dosis si se nota ardor de estómago. Se requiere máxima atención a la dieta, especialmente en relación con las alergias alimentarias, para obtener un máximo beneficio.
  • HONGOS EN LAS UÑAS:
    • mezclar 40 a 50 ml de extracto de pepita de pomelo en 150 ml de alcohol al 80% o vodka. Aplicar debajo y dentro de la uña 2 o 3 veces al día empleando una brochita como las que se usan para pintar las uñas. En general, los hongos son bastante resistentes, por lo que deberá aplicarse este tratamiento durante un periodo de uno a dos meses.
  • VERRUGAS: 
    • Aplicar sin diluir con un algodon en el area de la verruga, especialmente en la base. Repetir la operación varias veces al día. Pueden ser necesarias varias semanas tratamiento continuado para obtener unos resultados óptimos.

 

Contraindicaciones de la Pepita de Pomelo

Las personas alérgicas al limón, la naranja u otros cítricos, no deben utilizar este producto.

No se conocen efectos secundarios ni efecto tóxico alguno en las dosis recomendadas.

Utilización en embarazo y lactancia: no existen datos disponibles.

Interacciones con fármacos: no se conoce ninguna interacción.

 

Extracto de Pepita de Pomelo Citrobiotic 100 ml

Cuando el instituto Pasteur y Herborn investigaron la pepita de pomelo, descubrieron que no solamente derrotaba virus y bacterias sino que también neutralizaba levaduras y otros hongos y parásitos. Los antibióticos convencionales se limitan exclusivamente a bacterias.

 

 

Las Propiedades de la Pepita de Pomelo

Me encantan tus preguntas y comentarios