Medicina natural para el Cáncer de Huesos

  • Tiempo de lectura:15 minutos de lectura
  • Categoría de la entrada:Medicina Natural
  • Última modificación de la entrada:junio 14, 2022

Es un proceso esquelético que se presenta en forma primaria como un tumor maligno en músculos, huesos, ganglios, vasos sanguíneos, tejido conjuntivo y en un área que crece con rapidez o, de forma secundaria, como metástasis de un cáncer en cualquier otro lugar del cuerpo.

Fitoterapia para el Cáncer de Huesos

-Es importante la inclusión de ciertas hierbas en la terapia preventiva o de lucha contra el cáncer. A tal efecto, son importantes:

Cualquiera de ellas se puede tomar en tintura, capsulas o infusión. Para infusiones usar una cucharadita por planta o mezcla de ellas por taza de agua hirviendo

-La cebolla es, con diferencia, la hortaliza más importante en cuanto a virtudes terapéuticas. Al igual que el ajo, da calor al cuerpo y estimula la circulación, además de ayudar al organismo a protegerse del cáncer. También es antibiótica, fortalece los pulmones y limpia los intestinos, ayudándolos a mantener el equilibrio bacteriano.

-Es conocido que el ajo limpia la sangre y ayuda a crear y mantener una flora bacteriana intestinal sana. Es antiséptico, antibiótico y antifúngico. Estimula el sistema inmunológico y puede prevenir algunos tipos de cáncer.

-Un magnífico tonificante y oxigenador celular es el Reishi. Refuerza y normaliza las funciones del organismo y fortalece el sistema inmunológico previniendo así enfermedades de inmunodeficiencia. Tiene doble acción anti cancerígena; una de acción directa, debilitando y retrasando el avance de las células cancerosas; y otra indirecta, fortaleciendo el sistema inmune, actuando sobre su propio mecanismo anti cancerígeno. Además se le atribuyen propiedades depurativas.

Aromaterapia para el cáncer de huesos

-Con la finalidad de mejorar el estado de animo, baños y masajes relajantes con aceites esenciales pueden ser de inestimable ayuda. Abstenerse de aplicar masajes inmediatamente antes o9 después de la quimioterapia, no es conveniente. En las primeras etapas del cáncer, utilizar los aceites aromaterapeúticos solo en el baño o en un vaporizador.

-A fin de combatir el estrés se puede disponer un baño en el que se haya añadido al agua 4 gotas de sándalo, 4 gotas de espliego y 2 gotas de geranio. Agitar bien el agua para que los aceites esenciales se disuelven con facilidad. Recordar que el agua no debe estar demasiado caliente para evitar que se evaporen las esencias. Permanecer en el baño alrededor de media hora.

-Otro buen baño, pero éste tonificante, se hace vertiendo en el agua de la bañera 4 gotas de naranja, 4 gotas de eucalipto y 2 de espliego. Permanecer en el baño alrededor de media hora.

-En cuanto a masajes, uno con geranio y rosa ayuda a levantar el ánimo y superar la depresión: en un bote con 2 cucharadas de aceite de almendras añadir: 3 gotas de geranio y 3 de rosa y luego agitar enérgicamente. Utilizarlo para masajes en la zona pectoral. También puede aplicarse en forma de añadido al baño en la cantidad de 6 gotas.

-Para superar la fatiga y el agotamiento, es aconsejable un masaje de romero, bergamota y sándalo. Añadir a 2 cucharadas soperas de aceite de almendras dulces o de germen de trigo, 3 gotas de cada aceite esencial. Aplicar el masaje en sentido ascendente, hacia el corazón, empezando por las extremidades.

-Puede poner 3 gotas de aceite esencial de hinojo en un quemador, con un poco de agua, para las náuseas.

Homeopatía para el cáncer de Huesos

Hasta el momento, el tratamiento del cáncer cae fuera del alcance del efecto de la homeopatía. No obstante, algunos medicamentos homeopáticos pueden proporcionar alivio en el tratamiento del dolor y la prevención de complicaciones infecciosas. También hay remedios específicos que reducen los efectos nocivos de la radioterapia y la quimioterapia.

Oligoterapia para el cáncer de Huesos

Coenzima Q10. Mejora la oxigenación celular.

-Ajo en capsulas de 1 gramos. Mejora la función inmunológica.

Melatonina. 2 horas antes de dormir. Es un potente antioxidante que ayuda a descansar.

-Betacaroteno. Es necesario para la correcta reparación y reconstrucción celular. Las personas con cáncer requieren de mayor cantidad de antioxidantes

Selenio. Es un potente antioxidante que nos ayuda en la digestión de las proteínas.

Cartílago de tiburón. Estimula el sistema inmunológico.

-Vitamina A: las personas con cáncer necesitan mayor cantidad de antioxidantes.

Vitamina E. Es un potente antioxidante que nos ayuda a combatir la enfermedad.

-Vitaminas del grupo B. Necesarias para la división y función celular normal.

-Vitamina C. tiene función anticancerígena.

-Acidophilus. Preferentemente sin lácteos. Tienen un efecto antibacteriano en el organismo.

Kelp. Es un alga que protege el organismo de los posibles daños causados y además es remineralizante.

L-carnitina. Protege contra los daños celulares causados por los radicales libres y las toxinas.

-Complejo multimineral que contenga calcio, magnesio y potasio Es esencial para la correcta división y función celular.

-N-Acetil-císteina con L-Metionina. No tomarlo con leche y tomarlo a la vez que la vitamina B y C. Ayuda a desintoxicar las sustancias perjudiciales y protege el hígado y otros órganos.

Flores de Bach para Cáncer de Huesos

Las esencias florales están especialmente recomendadas para ayudar a que la persona afronte los efectos físicos, psíquicos y emocionales del cáncer. Las flores que podemos usar son.

  • Mimulus- particularmente bueno para los sentimientos de temor
  • Rock Rose – Va bien si se siente desamparo y se experimenta terror o pánico.
  • Olive – Ayuda cunado se siente agotamiento en todos los niveles
  • Sweet Chesnut – Ayuda cuando uno siente que no hay salida.
  • Gorse – Ayuda en sentimientos de desesperanza

Alimentos recomendados para el Cáncer de Huesos

  • Cereales Integrales
  • Semillas de lino
  • Semillas de sésamo
  • Cebolla y ajo
  • Zanahorias
  • Calabaza
  • Batata
  • Manzanas
  • Melocotones
  • Peras
  • Cerezas
  • Arándanos
  • Uvas
  • Ciruelas
  • Papaya
  • Aguacate
  • Moras
  • Frambuesas
  • Fresas
  • Grosellas
  • Legumbres
  • Nueces del Brasil
  • Brotes de Alfalfa
  • Almendras crudas
  • Aceites de primera presión en frío

Alimentos desaconsejados para el Cáncer de Huesos

  • Cachuetes
  • Comida de elaboracion industrial
  • Comida precocinada
  • Grasas saturadas
  • Sal
  • Azúcar blanca
  • Harinas refinadas
  • Fritos
  • Carnes Rojas
  • Alimentos ahumados

Consejos prácticos para el cáncer de Huesos

-Es muy relevante llevar una dieta que incluya los alimentos relacionados en el apartado anterior.

-Comer cebolla, ajo y diez almendras crudas cada día.

-Beber agua mineral o destilada exclusivamente, nunca del grifo y zumos de remolacha y espárragos, uva, cereza negra y arándano. Utilizar siempre harina de centeno o de trigo integral.

-Comer pescados hervidos, a la plancha o al horno, así como verduras hervidas, a la plancha o al horno.

-No consumir los alimentos descritos en el apartado correspondiente.

-En lugar de sal, es mejor utilizar kelp o un sustituto de potasio. Si es necesario sustituir el azúcar blanco por cantidades moderadas de melazas de cereales como arroz, trigo, cebada o arce.

-No consumir alcohol, cafeína o alimentos que lo contengan; evitar el té y sustituirlo por infusiones de hierbas.

-Limitar en consumo de productos lácteos, aunque se pueda tomar algo de yogurt, kéfir, o queso crudo, ocasionalmente. No comer proteína animal, como la contenida en la carne roja, salchichas y carnes curadas o ahumadas. Limitar, pero no eliminar del todo, el consumo de soja y derivados.

-Utilizar preferentemente utensilios de madera y cristal para cocinar.

-Evitar el consumo de cítricos como la naranja o la mandarina. Comer preferiblemente kiwi o limón.

-No comer productos ahumados

-Evitar los hornos microondas, no sentarse cerca de los aparatos de televisión y evitar los aparatos de rayos X. Evitar también productos químicos como la laca de pelo, limpiadores del hogar, pinturas frescas, ceras y pesticidas de jardín. No utilizar aerosoles.

-No automedicarse

-Poner el máximo empeño en intentar obviar el estrés. Practicar técnicas de relajación, meditación y respiración puede ser de gran ayuda.

Ninguna de las soluciones que aquí proponemos sirven como alternativa al tratamiento medico que pueda estar siguiendo, solamente proveemos información sobre algunos suplementos minerales y complementos nutricionales que pueden ayudarle a mejorar y aliviarle de los efectos secundarios de su tratamiento. No abandone nunca su tratamiento y consulte con su medico sobre tomar complementos alimenticios.