Nutrientes Naturales

Propiedades del Aceite de Escualeno

aceite de escualeno

El escualeno es utilizado por los escualos para conseguir flotabilidad porque es menos denso que el agua de mar, ya que carecen de vejiga natatoria. Lo almacenan en el hígado que puede llegar a ocupar una cuarta parte del cuerpo del animal.

Propiedades del Aceite de Escualeno

El aceite de escualeno es un hidrocarburo natural conocido inicialmente por su papel clave como intermediario en la biosíntesis del colesterol. Todos los organismos complejos producen escualeno, incluido los humanos. Se produce en el hígado humano y se transporta a todo el cuerpo, para luego acumularse en la piel, en donde sirve para eliminar radicales libres. El escualeno sirve como componente en una variedad de productos cosméticos, farmacéuticos y vacunas, y existen investigaciones para determinar si es un antioxidante y un compuesto contra el cáncer.

Como complemento alimenticio, es un compuesto orgánico natural obtenido originalmente a partir del aceite de hígado de tiburón (de ahí su nombre); no obstante, también existen fuentes vegetales como el salvado de arroz, el germen del trigo, y las aceitunas. Está presente en todas las células del cuerpo, como un componente fundamental de las membranas celulares. Destaca, sin embargo, de acuerdo a su presencia en la piel: el sebo concentra un 12%, lo que torna a este órgano el de mayor concentración de todo el cuerpo.

 

El escualeno es estructuralmente similar al betacaroteno:

Parece funcionar en la piel como un recolector de radicales de oxígeno, protegiendo de ese modo a la piel de la peroxidación lipídica debida a la exposición a rayos UV y otras fuentes de radiaciones ionizantes.
En animales, la suplementación de la dieta con escualeno puede reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. En humanos, el escualeno puede ser un agregado útil para potenciar los efectos de algunos fármacos destinados a reducir el colesterol, como las estatinas.
El uso terapéutico primario del escualeno se ha planteado en la complementación del tratamiento en varios cánceres. La evidencia epidemiológica, experimental y animal sugieren propiedades anticáncer. Por ello, es apropiado que sea tenido en cuenta, dado su nulo efecto tóxico observado, tanto con un criterio preventivo como complemento de las terapéuticas oncoespecíficas.

 

Fuentes de Aceite de Escualeno

En gran parte se extrae del hígado de tiburón para uso comercial. Los aceites vegetales son la principal fuente alternativa del escualeno.

Tiburones: El aceite de hígado de tiburón ofrece la mayor cantidad y pureza conocida de escualeno. Sin embargo, crece la preocupación por la merma de las poblaciones de tiburones. Según la Organización para la Alimentación y la Agricultura, más de la cuarta parte de las especies de tiburones se sobreexplotan con fines comerciales. En 2005, 201 especies de tiburones se encontraban en la lista de especies en peligro de extinción, una vez más desde Indigo Hierbas queremos hacer conocer las alternativas que existen a este compuesto cada vez mas utilizado en el cáncer de mama, para evitar la matanza indiscriminada de los tiburones.

Aceite de oliva: contiene el mayor contenido de escualeno que todos los aceites vegetales. La reducción del riesgo de sufrir cáncer asociado con una dieta rica en aceite de oliva está vinculada con la presencia de escualeno. Aproximadamente el 0,7 por ciento del aceite de oliva refinado es escualeno. Una poca cantidad de escualeno se pierde durante el proceso de refinación, pero se puede recuperar con la destilación. Es posible producir escualeno con una pureza de 90 por ciento del aceite de oliva.

Aceite de semillas de amarantos: se estima que entre un 6 y un 8 por ciento de ese aceite es escualeno. El escualeno también se pierde durante el proceso de refinado del aceite de amaranto, pero debido a la mayor concentración inicial del escualeno en comparación con el aceite de oliva, es posible recuperar escualeno destilado con un método más sencillo.

Aceite de palma: Aproximadamente el 1 por ciento del aceite de palma se compone de fitonutrientes. A pesar de la baja cantidad, la presencia de fitonutrientes como escualeno, vitamina E y coenzima Q10 aumenta los beneficios terapéuticos de este aceite.

 

Usos del Aceite de Escualeno

– Es un nutriente capaz de eliminar la desnutrición crónica, siendo por eso considerado el aceite de la vida.

– Colesterol: la administración oral de escualeno parece reducir consistentemente los niveles plasmáticos y hepáticos de fitoesteroles. La administración en un periodo de 6 semanas con una dosis de 0.5 g/día normalizaron los esteroles plasmáticos. Se observa un aumento significativo de la eliminación fecal de colesterol y de acidos biliares.

El escualeno es una especie de “estatina natural” que no tiene los efectos secundarios de estas; lo cual lo hace muy útil en situaciones donde hay que suspender el tratamiento con estatinas a consecuencia de la esteatosis hepática que en ocasiones causan como efecto colateral de su administración.

Es de interés un estudio que indica que el escualeno, incluido en un protocolo con pravastatina a bajas dosis, aumentó la eficacia de esta droga como droga hipolipemiante, sugiriendo que el escualeno podría ser un añadido prudente a la dieta de aquellos individuos que reciben drogas hipocolesterolemiantes similares. Chan et al condujo este estudio doble ciego, comparando pravastatina y escualeno, solos o en combinación para el tratamiento de la hipercolesterolemia. Ciento dos pacientes recibieron algún tratamiento o placebo por 20 semanas. La combinación de ambos, paravastatina y escualeno resultó más eficaz en reducir el colesterol total, la fracción LDL y en aumentar la fracción HDL que la pravastatina sola.

– Antioxidante: El escualeno no es muy susceptible a la peroxidación y aparece funcionando en la piel como un recolector de radical de oxígeno, protegiendo a la superficie cutánea humana de la peroxidación lipídica debida a la exposición de la luz ultravioleta y otras fuentes de daño oxidativo.

Evidencias experimentales in vitro indican que el escualeno es un agente captador de oxígeno altamente efectivo.

Kohno y cols. Encontraron que la tasa constante de captación de radicales de oxígeno por el escualeno era mucho mayor que las de otros lípidos en la superficie cutánea humana. Este grupo también comunicó que el escualeno era estable contra ataques por parte de radicales peróxidos, motivando a los investigadores a sugerir que “la reacción en cadena de la peroxidación lipídica es improbable de que se propague habiendo adecuados niveles de escualeno presentes en la superficie cutánea humana”

– Detoxificación de xenobióticos: La evidencia experimental sugiere que escualeno podría actuar como un factor afín a xenobióticos altamente lipofílicos, ayudando en su eliminación del cuerpo. Como es una sustancia no polar, parece tener la mayor afinidad por drogas no ionizadas.

Richter y cols. investigaron el escualeno en la eliminación de hexaclorobenceno, un organoclorado, y confirmaron su utilidad en la detoxificación.

Kamimura y cols. sugirieron que el escualeno, al estimular la eliminación de drogas del organismo, podría ser un buen candidato para reducir la toxicidad de drogas ingeridas accidentalmente, como ellos observaron en investigación experimental sobre la excreción fecal de teofilina y estricnina en ratas alimentadas con escualeno.

Una aplicación interesante ha sido la del tratamiento de niños con plombemia alta en Uruguay, llevado a cabo en una policlínica especializada del M.S.P. en el Centro Hospitalario Pereira Rossell.

Los trabajos de Queirolo y cols. han puesto de relieve que la recuperación ponderal y del crecimiento estatural, así como la mejora del punto de vista neuromotriz en los niños tratados con escualeno a altas dosis, son factibles en este tipo de intoxicación. Los resultados abren las puertas a otros tipos de investigación toxicológica, por otros metales pesados y otras sustancias. Basta pensar en la dioxina, el cromo, el cadmio, las drogas sociales, etc, como posibles blancos de investigación clínica.

– Cáncer: El escualeno también parece influir sobre varios pasos bioquímicos y fisiológicos que pueden tener importancia en el tratamiento del cáncer. Ha habido observaciones que indican que el escualeno puede suprimir el crecimiento de células tumorales, prevenir parcialmente el desarrollo de cánceres químicamente inducidos, y causar regresión de algunos tumores preexistentes.

Estudios epidemiológicos realizados sugieren un efecto protector anti-cancerígeno por parte del aceite virgen que se usa en la mesa. En Grecia, donde las mujeres consumen una elevada cantidad de aceite de oliva virgen, el porcentaje de cáncer de la mama es sólo de cerca de un tercio que en los Estados Unidos.

Un estudio de control de casos reales, realizado en España, demostró un reducido riesgo de cáncer de la mama en las mujeres con que consumen una cantidad más elevada de aceite. En un estudio idéntico, pero más amplio, realizado en Grecia, el riesgo de cáncer de la mama fue 25% inferior en las mujeres con un consumo de aceite superior a una vez por día.

En otro estudio, con protocolo idéntico, también realizado en España, las mujeres del grupo con el consumo más elevado de ácidos grasos monoinsaturados (sobre todo derivados del aceite) presentaron un riesgo muy reducido de cáncer de la mama.

Otro estudio reciente, igualmente en Italia, demostró una tendencia inversa significativa entre la ingesta de aceite vegetal y el riesgo de cáncer del páncreas. Dos importantes científicos en este campo, Theresa J. Smith y Harold L. Newmark, sugirieron que este efecto protector puede deberse a la elevada cantidad de escualeno contenido en el aceite extra virgen, tesis de hecho corroborada por un número considerable de estudios experimentales realizados con animales. La mayoría de estos estudios debrurieron que el efecto del esqualeno en aplicación tópica o en administración sistemática sobre los cánceres de la piel, del cólon y del pulmón, inducidos químicamente en roedores permitieron demostrar claramente que el escualeno ingerido con la alimentación posee efectos anti-cancerígenos notorios.

Por otra parte parece ayudar el los tratamiento con quimioterapia; Storm y colegas comunicaron que la administración de escualeno al 2% de la dieta en ratones, 14 días antes y 30 días después de la exposición a irradiación corporal total letal con rayos gamma, resultó en radioprotección celular y sistémica. La leucocitosis fue consistentemente más alta en los animales tratados con escualeno. El tratamiento con escualeno fue asociado a una prolongación significativa del tiempo de sobrevida, comparado con el grupo control, subsecuente a una exposición a dosis letales de radiación.

Si bien todavía falta actualmente una evidencia que apoye el uso de escualeno en combinación con agentes quimioterápicos contra el cáncer en humanos, la evidencia sugiere que el escualeno puede potenciar la actividad citotóxica de algunos de estos agentes.

Yamaguchi y colegas Investigaron el efecto de escualeno conjunto con ACNU (una nitrosourea) en un modelo tumoral murino, en el que a dosis de 4.2 g/kg el escualeno demostró capacidad de potenciar el efecto de la ACNU contra leucemia linfoide. Los autores reportaron una mayor sobrevida de algunos animales, sin toxicidad significativa para el huésped.

En buena medida, los efectos antioxidantes, detoxificantes, citotóxicos e inmunoestimulantes pueden ser una expresión del manejo selectivo e “inteligente” del oxígeno captado por el escualeno. Probablemente en esto radiquen algunas de las características de los tiburones de aguas profundas, quienes no cuentan con oxígeno abundante a varios cientos de metros de profundidad, cuyo aceite tiene un 40% de concentración y cuyo hígado está constituido por cerca de 80% de escualeno, y a quienes se atribuye una particular resistencia al cáncer desde hace años.

– Cancer de mama: Se esta utilizando el escualeno para el cáncer de mama como suplementación con doble finalidad: por un lado, la de colaborar con un estilo para la prevención de la enfermedad, y por otro lado, la de colaborar con los diferentes tratamientos oncoespecíficos que la paciente habitualmente debe recibir. Desde la cirugía, pasando por la radioterapia e incluso la quimioterapia, hay espacio para coadyuvar en el tratamiento por medio del escualeno. Las células tumorales viven mejor en medios donde llega poco oxígeno y les hace daño la oxigenación. Si se oxigena mejor todo el organismo, se potenciará la citotoxicidad de la quimioterapia y la radioterapia sobre las células malignas, y contribuirá a proteger las células sanas, que son la enorme mayoría. El escualeno parece tener la doble capacidad de barrer con el oxígeno dañino y distribuir el oxígeno útil, de modo que hay oportunidad para aprovechar ese potencial, sin los riesgos de un fármaco. Inclusive, si la esteatosis hepática aparece como consecuencia de algún tratamiento de última generación, el escualeno aparece como una herramienta de potencial ayuda para intentar normalizar la situación, al contribuir con la detoxificación hepática.

– Piel: El escualeno de oliva es un lípido botánico muy refinado derivado de la aceituna, cuya estructura es similar a los aceites naturales de la piel. Por eso, tiene una afinidad excepcional con ésta, y es fácilmente absorbible. Además, evita la pérdida de humedad y restaura la elasticidad de la epidermis. La piel se vuelve suave, sedosa y flexible.

El escualeno ayuda a restablecer el equilibrio natural de la humedad de la piel, sin provocar un exceso graso. Se trata de un producto que no genera reacciones alérgicas ni irritantes, por lo que lo convierte en una solución perfecta para las pieles sensibles.
Estos son algunos de los beneficios del escualeno en la piel:

Prevenir el envejecimiento de la piel
Trata muchos problemas de la piel, como psoriasis, eczema, piel seca/áspera, grietas, dermatitis, erupciones, etc.
Evitar la formación de manchas oscuras en la piel
Suaviza las arrugas
Confiere una buena prebase para aplicar el maquillaje mineral.
Es un acondicionador de cutícula maravilloso. Las mantiene suaves y previene grietas alrededor de la punta de los dedos.
Tiene acción antimicrobiana
Cura la piel agrietada
Ayuda a prevenir el daño causado a la piel por los rayos ultravioletas.
Ayuda a la piel para retener la humedad
Ayuda a reducir la aparición de arrugas y difumina las pequeñas líneas de expresión.
Da alivio a la piel deshidratada y ultrasensible
Suaviza la piel de textura más áspera y no deja ningún residuo aceitoso.
Parece desempeñar un papel importante en la salud del ojo, especialmente de las células fotoreceptoras de bastión de la retina.

Efectos secundarios y dosificación del aceite de Escualeno

En experimentación animal conducida en un período de 3 meses, no hubo signos apreciables de toxicidad o de efectos secundarios observados en análisis bioquímicos plasmáticos y en pruebas funcionales hepáticas hechas en los animales tratados con escualeno.

A partir de que el escualeno es un componente lipídico natural presente en dietas saludables, es probable que la suplementación a niveles razonables, sea segura también en la administración prolongada a seres humanos. Es de interés destacar que el escualeno es un vehículo utilizado ampliamente en el mundo de la cosmética dermatológica sin haberse constatado efectos indeseables, con valor por sí mismo y además ayudando a la penetración en piel de sustancias con acciones diversas.

En el caso del tratamiento de la plombemia alta en Uruguay, los niños han recibido dosis de más de 2,250 g/día, sin haber presentado efectos secundarios.

 

ENCONTRAR AQUI

 

 

Me encantan tus preguntas y comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies