Nutrientes Naturales

Propiedades del Aceite de Krill

aceite de krill

Junto con el plancton, el krill constituye la mayor biomasa en la tierra, uno de los recursos alimenticios disponibles más fácilmente renovables, una excelente fuente de nutrición desde una perspectiva ambiental.

¿Que es el aceite de Krill?

El krill es un pequeño crustáceo parecido al camarón o gamba y son el manjar preferido de los animales más gigantescos del mundo, las grandes ballenas. Las ballenas ingieren enormes cantidades de krill para proporcionar la energía necesaria para alimentar su enorme masa. Una ballena azul come hasta 3 toneladas de krill al día. Además, las grandes ballenas no son los únicos animales que dependen del krill para sus necesidades nutricionales. Lo mismo ocurre con las focas, pingüinos, aves marinas, calamares y peces.

El resistente krill se cría en las duras aguas de la Antártida y son tan importantes que son considerados como “especies clave”, un organismo del que muchos depredadores antárticos dependen. Estos crustáceos semi-transparentes se concentran en masas densas o enjambres que pueden colorear la superficie del océano de color rosa o rojo.

La ciencia tardó en darse cuenta de que el krill tenía las mismas grasas que el aceite de pescado (omega 3) pero que es una fuente de mejor calidad debido a que el mar de la antartida está menos contaminado, la cantidad de metales pesados es mucho menor en concentración en el krill que en pescados más grandes y que el Krill posee una sustancia antioxidante llamada astaxantina que protege el omega 3 de su oxidación. Ademas, el aceite de krill podría ser 48 veces más potente que el aceite de pescado. Esto significa que la cantidad de aceite de krill que necesita es menor que la del aceite de pescado, como lo confirma el estudio publicado en el 2011 por Journal Lipids.

 

Propiedades del Aceite de Krill

 El aceite de krill contiene fosfolípidos, así que las grasas omega-3 ya se encuentran en la forma necesaria para que el cuerpo pueda utilizarla. Esta bio-disponibilidad significa que el aceite de krill es absorbido muchos más rápido y cruza su barrera cerebro-sangre, por lo que es capaz de llegar a estructuras cerebrales muy importantes. El krill también es mucho más sostenible como fuente de alimentos que el pescado, esto debido a que es la biomasa más grande del mundo, lo que hace que la captura de krill sea una de las prácticas más sostenibles en el planeta.

Los ácidos grasos omega 3 son solubles en agua, pero no pueden ser transportados en su forma libre por la sangre. Las grasas omega-3 que se encuentran en el krill ya están lista para ser transportadas, por lo que su sangre no debe hacer nada para prepararlas para que sean transportadas por el torrente sanguíneo.

Beneficios del Aceite de Krill

  • Incluye una alta concentración de Ácido Grasos Omega 3, esenciales para la buena salud y que promueven la salud cardiovascular, refuerzan el sistema inmunológico y mejoran el estado de ánimo.
  • Tiene capacidad antioxidante gracias a la astaxantina, esta ayuda al cuerpo a neutralizar los radicales libres, los subproductos metabólicos nocivos que dañan las células y tejidos en todo el cuerpo. La evidencia científica ha demostrado en repetidas ocasiones que los antioxidantes son la piedra angular en la promoción de la salud del corazón, apoya al sistema inmunológico y ofrecen un soporte para memoria. Los antioxidantes también parecen jugar un papel en ayudar a retrasar los signos del envejecimiento. Aunque muchos alimentos contienen antioxidantes, hoy en día la mala calidad de las dietas son casi siempre insuficientes en toda la gama de estos beneficiosos depuradores de radicales libres.
  • Proporciona fosfolípidos: estos son los bloques de construcción de las membranas celulares, que regulan el transporte celular al funcionar como ‘guardianes’. Protegen las membranas celulares de los ataques de los radicales libres. Esta relación única entre los fosfolípidos y ácidos grasos omega-3 del aceite de krill facilita en gran medida el paso de las moléculas de ácidos grasos a través de la pared intestinal. El fosfolípido más abundante es la fosfatidil colina, que está parcialmente compuesto de colina. Numerosos estudios han demostrado la importancia de la colina en el desarrollo del cerebro, el aprendizaje y la memoria. De hecho, la colina es especialmente importante para el desarrollo del cerebro fetal e infantil, en las mujeres embarazadas y lactantes. La colina es el precursor de la acetilcolina, un neurotransmisor esencial y para la trimetilglicina, un reconocido protector del hígado.
  • No produce regusto a pescado, ni reflujo.
  • Antioxidante natural para la lucha contra el cáncer. La astaxantina es 300 veces mas portente que las vitaminas A y E, y 48 veces mas que los otros omega 3.
  • Protege el cerebro: algunas de las grasas omega-3, en especial el DHA, son sumamente importantes para el sistema nervioso, y en particular para el cerebro. El DHA se convierte en unas sustancias llamadas neuro-protectores. El Alzheimer está relacionado con una escasez de estos neuro-protectores. Las grasas constituyen la mayor parte del tejido cerebral; la mielina, que es la capa que cubre las neuronas, está compuesta de un 30% de proteína y 70% de grasa. Estas grasas no sólo son importantes para los adultos. Las grasas omega-3 también son importantes para los bebés y los niños, esto para el desarrollo cognitivo adecuado y para la visión.
  • Es un poderoso Anti-Inflamatorio: Los ácidos grasos desempeñan un papel muy importante en la inflamación. Producen compuestos llamados resolvinas y protectinas, que ayudan a calmar la inflamación antes de que dañe sus tejidos. Varios estudios han sido publicados acerca de la notable eficacia del aceite de krill en la lucha en contra de los trastornos relacionados con la inflamación, como la artritis.

 

Usos del Aceite de Krill

  • Reducción de la inflamación del corazón y mejora su rendimiento del corazón.
  • Reduce el colesterol naturalmente.
  • Mejora la densidad de los huesos (osteoporosis)
  • Regula los niveles de azúcar en la sangre.
  • Mejora de la concentración, memoria y aprendizaje.
  • Lucha contra los efectos dañinos del envejecimiento.
  • Protección de la membrana celular.
  • Mejora de la función hepática y la digestión.
  • Alivia el Síndrome Premenstrual y las menstruaciones dolorosas.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Regula el estado de ánimo.
  • Mejora del cutis y el pelo.
  • Mejora de la calidad de vida.

 

Estudios sobre el aceite de krill

Se ha demostrado que las grasas omega-3 del aceite de krill son mucho más eficientes para combatir algunos síntomas metabólicos, como los niveles elevados de grasa en el corazón y el hígado, que las del aceite de pescado. Los estudios muestran que tanto las grasas omega-3 que provienen del aceite de krill como las que provienen del aceite de pescado ayudan a reducir los niveles de grasa, sin embargo el aceite de krill es más efectivo.

En la actualidad hay las investigaciones suficientes para decir con seguridad que el aceite de krill puede reducir el riesgo de padecer síndrome metabólico, obesidad y diabetes tipo 2.

En uno de los estudios, se descubrió que el aceite de krill reduce los niveles de grasa en el corazón de ratas en un 42%, comparado con el dos por ciento del aceite de pescado. Del mismo modo, se encontró que reduce la grasa en el hígado un 62%, comparado con el 38% del aceite de pescado. La acumulación de grasas en el hígado puede dar como resultado sensibilidad a la insulina, síndrome metabólico y eventualmente diabetes tipo 2. No se sabe cómo es que el aceite de krill puede lograr esto de manera tan efectiva, pero los investigadores tienen la hipótesis de que los ácidos grasos polisaturados en el krill podrían reducir la actividad en su sistema endocannabinoide. El sistema endocannbinoide es un sistema bioquímico en su cuerpo que modula el apetito, la sensación de dolor, los cambios de humor y la memoria.

Un estudio publicado en Abril del 2010 encontró que los adultos mayores con niveles elevados de grasas omega-3 tenían una probabilidad menor de desarrollar Alzheimer de un 33%, y una probabilidad menor de desarrollar demencia de un 38%,  que aquellos con niveles más bajos de omega-3.

Yurko-Mauro, estudiaron los efectos del DHA de algas en la memoria de adultos mayores sanos. El estudio arrojó los siguientes resultados, después de seis meses de tratamiento, el desempeño en pruebas de memoria mejoró significativamente. Después de completar el tratamiento, las habilidades de memoria y aprendizaje de los participantes eran equivalentes al de personas “tres años más jóvenes”.

Un estudio realizado en el 2010 encontró que el DHA derivado de neuro-protectores promueven una buena neuro-señalización y la salud del cerebro en general.

Otro estudio realizado en el 2010 encontró que las grasas omega-3 son tan efectivas en el tratamiento de trastornos psicóticos que concluyeron que las grasas omega tres son “una alternativa segura de los medicamentos anti-psicóticos.” Los investigadores también dijeron que las grasas omega-3 podrían retrasar la aparición de esquizofrenia.

Las bajas concentraciones de EPA y DHA son conocidas por acelerar el deterioro cognitivo y por aumentar el riesgo de cambios de humor y trastornos de humor. Se encontró que las personas que sufrían de depresión tenían niveles bajos de omega-3 en la sangre, comparado con las personas que no sufrían de depresión. Un estudio en el 2010 que involucró a 46 mujeres de edad avanzada deprimidas concluyó que los suplementos de grasas omega-3 son un tratamiento efectivo para la depresión y que puede mejorar la calidad de vida.

De acuerdo con el informe publicado en el 2007 en The Alternative Medicine Review, el DHA y EPA en el aceite de krill disminuyen una variedad de trastornos mentales y cerebrales, incluyendo autismo y dislexia. El DHA también protege sus células de mutaciones genéticas que pueden conducir a enfermedades cerebrales como el Parkinson y otros tipos de Alzheimer, al evitar que ciertas proteínas se “plieguen” correctamente, como resultado de esas mutaciones.

Un estudio publicado en el 2007 en el Journal American College of Nutrition investigó la capacidad del aceite de krill para reducir la inflamación. Los investigadores encontraron que 300mg de aceite krill al día reduce significativamente la inflamación, el dolor, la rigidez y el deterioro funcional después de sólo 7 días e incluso de manera más profunda después de 14 días.

Un estudio publicado en el 2005 en el American Journal of Gastroenterology demostró hallazgos similares con respecto a la reducción de la inflamación y los síntomas de artritis, tanto para quienes sufren de artritis reumatoide y osteoartritis.

En el 2010, un estudio suizo realizado en animales proporcionó una confirmación más acerca de las propiedades anti-inflamatorias del aceite de krill. Los ratones que consumieron aceite de krill mostraron una inflamación menor de artritis reumatoide que los del grupo de control.

Uno de los estudios más recientes y de los más interesantes encontró que aumentar el consumo de grasas omega-3 en la dieta está relacionado con una supervivencia prolongada de pacientes con enfermedad arterial coronaria. En realidad, el beneficio tiene que ver con la prevención del acortamiento de los telómeros. El estudio publicado en el prestigioso Journal of the American Associaion, siguió a 608 personas en California con enfermedad coronaria estable durante cinco años, aquellos que tenían los niveles de DHA y EPA más altos tuvieron un cambio mínimo en la longitud de los telómeros.

 

 

COMPRAR AQUI

 

 

 

Me encantan tus preguntas y comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies