Remedios Naturales para La Fatiga Crónica

El síndrome de fatiga crónica es controvertido en su diagnóstico y las causas exactas no son completamente conocidas o entendidas.

¿Que es la Fatiga Crónica?

El síndrome de fatiga crónica es una enfermedad compleja que afecta tanto al sistema cerebral, como al corporal.

Se presenta, generalmente, como una fatiga debilitante que no se alivia con reposo de una duración continua al menos de 6 meses, y que además trae consigo al menos cuatro o más de los siguientes sintomas adicionales:

  • Deterioro de la memoria a corto plazo y de la concentración que afecta significativamente a las actividades normales.
  • Dolor de garganta.
  • Nódulos linfáticos sensibles en cuello y axilas.
  • Dolor muscular.
  • Dolor en las articulaciones sin hinchazón ni enrojecimiento de las mismas.
  • Dolores de cabeza.
  • Sueño no reparador.
  • Cansancio durante y justo después del ejercicio, seguido de un malestar que dura más de 24 horas.

También pueden darse otros síntomas como serian:

  • Hinchazón,
  • náuseas,
  • diarrea,
  • sudores o escalofríos nocturnos,
  • niebla cerebral,
  • mareos,
  • dificultad para respirar,
  • tos crónica,
  • alteraciones visuales,
  • alergias o sensibilidades a los alimentos, alcohol, productos químicos,
  • latidos cardíacos irregulares o palpitaciones,
  • dolor en la mandíbula, boca u ojos.

El síndrome de fatiga crónica es más común en las mujeres que en los hombres, y la mayoría de las personas afectadas están en la treintena.

 

Causas de la Fatiga Crónica

Aunque sus causas no están bien definidas, se han encontrado relacion entre esta dolencia y:

  • trastornos inmunológicos,
  • deficiencias de nutrientes,
  • alergias alimentarias,
  • un mal control del azúcar en sangre,
  • estrés
  • y toxinas ambientales.

 

Además se la ha relacionado con una serie de disparadores, como infección viral y los desequilibrios hormonales.

  • Infección viral. La infección crónica con virus, como el virus Epstein-Barr, el virus herpes humano 6 y el citomegalovirus, puede contribuir al desarrollo del síndrome de fatiga crónica en algunas personas.
  • Disfunción Inmune. Otro factor que se cree está involucrado en el síndrome de fatiga crónica es la disfunción inmunológica, como la producción inapropiada de citoquinas inflamatorias. Esto resulta en cantidades excesivas de óxido nítrico y peroxinitrito y produce fatiga.
  • Desequilibrios hormonales. Algunos estudios han encontrado que las personas con síndrome de fatiga crónica tienen niveles más bajos de la hormona cortisol, que es secretada por las glándulas suprarrenales. Un nivel reducido de cortisol puede promover la inflamación y activar las células inmunes. Los trastornos de la tiroides (hipotiroidismo) también han sido implicados en el síndrome de fatiga crónica.

 

Alimentos Prohibidos para la Fatiga Crónica

Si padecemos de esta condición, deberemos evitar en nuestra dieta:

Alcohol – Es un depresor, por lo tanto, exacerbará la fatiga. También puede conducir a un mal funcionamiento del sistema inmunológico.

Cafeína – Demasiada cafeína puede causar fluctuaciones en los niveles de energía o dependencia.

Azúcar – Sobrecarga el sistema inmunológico y empeora la hipoglucemia, dando lugar a fluctuaciones en los niveles de energía.

El gluten – La fatiga crónica puede ser un signo de intolerancia al gluten. Trate de evitar todos los alimentos que contengan trigo.

Alimentos que provocan alergias – Pruebe una dieta de eliminación para determinar a qué alimentos es intolerante o qué alimentos empeoran sus síntomas. La fatiga crónica puede ser un signo de alergias alimentarias.

Alimentos ricos en grasas – Para mejorar la función de sus glándulas suprarrenales, que influyen en la forma de metabolizar los nutrientes, no debe comsumir más del 10 por ciento de grasa saturada en su dieta.

 

Alimentos Recomendados para la Fatiga Crónica

En caso de padecer esta enfermedad procure incluir en su dieta:

Algas marinas o algas verdi-azules.- proporcionan minerales críticos para una nutrición adecuada.

Proteínas – La proteína disminuye la absorción de glucosa y equilibra los niveles de azúcar en la sangre.

Alimentos ricos en probióticos – Estos incluirían el kimchi, el chucrut, el kefir y el yogur. Y nos ayudarian a equilibrar las bacterias intestinales que pueden estar provocando fatiga o dolor en las articulaciones.

Alimentos ricos en fibra- son ricos en hidratos de carbono complejos, como los cereales integrales, el pan de integral y las verduras. Estos ayudan a estabilizar el azúcar en la sangre.

Omega-3 – Elija el pescado capturado estado salvaje (no de piscifactoria) para asegurarse una buena dosis de omega-3 que apoyan la función inmune y son fundamentales para la salud del cerebro.

Espinacas – es un remedio de antaño para aliviar la fatiga, y todos sabemos lo que hizo por Popeye. La Espinaca contiene potasio, así como muchas vitaminas del grupo B, todos los cuales son importantes para el metabolismo energético.

Agua – La deshidratación puede aumentar la fatiga, así que trate de beber un vaso de agua cada 2 horas.

Remedios Naturales para la Fatiga Crónica

Ashwagandha.- equilibra los niveles de cortisol y aumenta la energía naturalmente.

Verde de Trigo.- Dado que la fatiga crónica puede estar relacionada con la falta de nutrientes y una dieta ácida, puede ayudar a alcalinizar su sistema y abordar las deficiencias nutricionales.

Complejo de vitamina B.-  Las vitaminas B, especialmente la vitamina B6 y la vitamina B12, ayudan con el metabolismo energético.

Rhodiola.- es una hierba adaptogena que ha demostrado aumentar la producción de energía mediante el aumento de la EPO y el aumento de la grasa corporal que se utiliza como energía.

Magnesio .– es un mineral importante que ayuda con la función celular.

Ginseng panax.- es una hierba que se ha utilizado en Asia durante siglos para aumentar la energía y combatir la fatiga.

Nicotinamida Adenina Dinucleótido (NADH).- es una molécula natural formada a partir de vitamina B3 (niacina) que desempeña un papel esencial en la producción de energía celular.

L-carnitina.- se encuentra en casi todas las células del cuerpo, es responsable del transporte de ácidos grasos de cadena larga en las mitocondrias, los centros productores de energía de las células. Permite que estos ácidos grasos se conviertan en energía.

Coenzima Q10.- es un compuesto que se encuentra naturalmente en la mitocondria, el centro de producción de energía de nuestras células. La Co Q10 participa en la producción de ATP, la principal fuente de energía de las células del cuerpo. También es un antioxidante.

 

Aceites Esenciales para la Fatiga Crónica

El uso de aceite de incienso puede ser un remedio natural eficaz para este problema, ya que apoya la función cerebral y la curación celular.

El aceite de menta también puede mejorar los síntomas porque en estudios se ha demostrado que mejora la fatiga, el enfoque y la concentración.

Tanto el aceite de incienso como el de menta se pueden tomar internamente 3 gotas 3 veces al día, así como por vía tópica o por inhalación.

 

 

Remedios de la Abuela para la Fatiga Crónica

  • Receta 1:
    • Poner dos gotas de aceite de menta en un tejido o un pañuelo, mantenga a su nariz y respirar profundamente. Si tiene más tiempo, trate de añadir dos gotas de aceite al agua del baño junto con cuatro gotas de aceite de romero.

 

  • Receta 2:
    • Acuéstese sobre su espalda y use almohadas para levantar los pies a un nivel más alto que su cabeza. En la India, los yoguis luchan contra la fatiga a través de estas prácticas alentando el flujo de sangre al cerebro, lo que se cree que aumenta la vigilancia.

 

  • Receta 3:
    • Corte una patata sin pelar en rodajas y deje que las piezas se empapen en agua durante la noche. Por la mañana, beber el jugo, que es un tónico natural lleno de potasio. Su cuerpo necesita este mineral para transmitir impulsos nerviosos y hacer que los músculos se muevan, junto con otras funciones vitales, y algunos curanderos naturales dicen que las deficiencias son comunes en las personas con fatiga.

 

Trucos para la Fatiga Crónica

  •  Comer un buen desayuno junto con varias pequeñas comidas y bocadillos saludables durante todo el día. Eso es mejor que comer dos o tres comidas grandes. Trate de limitar el tamaño de sus comidas a 300 calorías. Esto mantendrá los niveles de azúcar en la sangre constantes y ayudará a evitar que su energía se sumerja.

 

  • La mayoría de los días de la semana, trate de hacer al menos 30 minutos de ejercicio aeróbico. No sólo el ejercicio ayuda a perder peso, sino que además le da un impulso de energía. Las personas que hacen ejercicio regularmente también tienden a dormir mejor.

 

  • Considere dar clases de yoga o tai chi. Estas formas antiguas de ejercicio le permiten obtener actividad física, pero también incluyen componentes de relajación que pueden ser revigorizantes.

 

  • Hacer 10 minutos de ejercicio de bajo nivel cuando se sienta lento. Por lo general, las personas con fatiga tienen un suministro disminuido de adenosina difosfato (ADP), un “mensajero” intracelular involucrado en el metabolismo energético. Casi cualquier tipo de actividad ayudará como cantar, hacer respiraciones profundas, caminar o estirarse.

 

  • Levantese siempre a la misma hora, incluso los fines de semana. Así su cuerpo podrá adaptarse a tener un horario estable del sueño.

 

  • Haga siestas cortas. Si duerme más de media hora durante el día, su cuerpo querrá más, y estará aturdido cuando se despierte.

[contentcards url=”http://www.herbolariodeconfianza.es/pastillas/282-rodiola-raiz-500-mg-5019781025831.html?search_query=rodiola&results=13&cate=” target=”_blank”]

Ninguna de las soluciones que aquí proponemos sirven como alternativa al tratamiento que pueda estar siguiendo, solamente proveemos información sobre algunos suplementos minerales y complementos nutricionales que pueden ayudarle a mejorar y aliviarle de los efectos secundarios de su tratamiento. No abandone nunca su tratamiento y consulte a su medico sobre como tomar complementos alimenticios.

Remedios Naturales para La Fatiga Crónica

Me encantan tus preguntas y comentarios