La hiedra común o Hedera helix es una planta trepadora cuyos beneficios para la salud más interesantes incluyen su capacidad para reducir la inflamación, eliminar la congestión , acelerar la curación, calmar el estómago, aumentar la oxigenación del cuerpo, estimular el sistema inmunológico y sanar la piel.

Propiedades de la Hiedra

La hiedra es miembro de la familia del ginseng y se ha utilizado en la medicina herbolaria tradicional tanto en Europa como en Asia desde la antigüedad. Tiene propiedades antivirales, antimicóticas y antihelmínticas, y algunos estudios indican que el extracto de hoja puede tener propiedades anticancerígenas y antioxidantes.

La medicina popular utilizaba la hiedra internamente, para los trastornos del hígado, el bazo y la vesícula biliar, y para la gota, la artritis, el reumatismo y la disentería.

Y externamente se usaba para las glándulas inflamadas y las úlceras crónicas en las piernas, quemaduras, callosidades, celulitis, inflamaciones, neuralgia, sarna y piojos, dolencias reumáticas y flebitis.

Sus hojas se pueden consumir o aplicar tópicamente, pero lo habitual hoy en día es utilizar el extracto ya preparado, que hay que saber administrar la dosis correcta de esta planta debido a que es muy potente.

Beneficios de la Hiedra

Efectos antiinflamatorios

Las hojas de hiedra tienen excelentes propiedades antiinflamatorias. Si padece artritis, gota o reumatismo, puede consumirla en forma de té o aplicar las hojas directamente en el lugar de la inflamación. 

Para las personas que experimentan molestias y dolor por una lesión o cirugía, se recomienda la aplicación tópica. También es efectiva para la inflamación interna.

Desintoxica el cuerpo

Los primeros estudios mostraron un vínculo entre la función del hígado y la vesícula biliar y el uso de hojas de hiedra. Esto ayuda a que los órganos funcionen mejor y liberen toxinas del cuerpo de manera más efectiva, purificando la sangre y reduciendo la tensión en estos sistemas cruciales.

Protección de la piel

Durante siglos, las personas han usado hojas de hiedra para minimizar el dolor y la infección de las quemaduras en la piel. Esto también funciona para las llagas o heridas abiertas, ya que hay ciertas propiedades antibacterianas de sus hojas, además de la naturaleza protectora de las saponinas que se encuentran dentro de las hojas. Esto también puede ayudar a aliviar el malestar y la irritación de la psoriasis, el eccema, el acné y otras afecciones relacionadas con la piel.

Alivia la congestión

La hiedra se usa hoy en día como tratamiento natural para la congestión del tracto respiratorio; es un remedio habitual para el tratamiento de las afecciones bronquiales inflamatorias crónicas.

Contiene saponinas que parecen ser responsables de prevenir espasmos en el área bronquial. Y se ha demostrado que los extractos de hojas de hiedra ayudan a aumentar el oxígeno en los pulmones y son un antiinflamatorio efectivo para afecciones bronquiales como el asma y la bronquitis.

Las hojas de hiedra pueden funcionar como expectorantes, rompiendo flemas y moco en el sistema bronquial. También es un remedio eficaz para las reacciones alérgicas y el asma debido a sus propiedades antiinflamatorias.

Potencial anticancerígeno

Aunque la investigación aún está en curso, las muchas propiedades que han mostrado las hojas de hiedra sugieren una significativa actividad antioxidante, lo que también significa que pueden tener la capacidad de prevenir la propagación o el desarrollo del cáncer. Al eliminar los radicales libres y prevenir la mutación y la apoptosis , las hojas de hiedra pueden ayudar a proteger el cuerpo de una amplia gama de enfermedades crónicas, incluido el cáncer.

Propiedades antibacterianas

Además de sus propiedades antibacterianas, la hiedra también tiene ciertas cualidades antihelmínticas y antiparasitarias, por lo que es ideal para eliminar las lombrices intestinales y los piojos. 

Se puede tomar un té de hiedra para limpiar el intestino y también aplicar tópicamente el extracto o la decocción al pelo para deshacerse de los piojos.

Usos de la Hiedra

  • Via oral:
    • para la inflamación y el bloqueo de las vías respiratorias,
    • tratar y mejorar la función pulmonar en personas con inflamación bronquial,
    • ayudar a sacar el moco y otros materiales de los pulmones,
    • para trastornos hepáticos y de la vesícula biliar,
    • problemas del bazo,
    • gota,
    • dolor e hinchazón en las articulaciones
    • escrofulosis (infección de los ganglios linfáticos).
  • Via tópica:
    • quemaduras,
    • callos,
    • infección de la piel, 
    • inflamación,
    • dolor nervioso,
    • parásitos,
    • úlceras,
    • dolor e hinchazón en las articulaciones,
    • hinchazón de las venas.

Contraindicaciones de la Hiedra

Ya sea en tintura, cataplasmas o infusiones, se debe tener cuidado con la cantidad de hiedra que se usa, ya que los fuertes componentes antioxidantes y químicos que le dan beneficios para la salud también pueden ser dañinos si se usan en grandes cantidades. 

Algunas personas han informado que el contacto directo con la piel provoca irritación, por lo que si tiene la piel sensible, aplíquela moderadamente al principio y vea observe su reacción. 

El consumo oral del extracto de hiedra, a las dosis preescritas por los diferentes fabricantes se ha considerado seguro en la mayoría de los casos. Sin embargo, la hoja de hiedra inglesa puede causar irritación de la piel cuando se toma por vía oral y problemas estomacales leves.

Si está embarazada, evite usar suplementos o aceites de hiedra, ya que la potente mezcla de productos químicos podría ser dañina. Como siempre, hable con un profesional médico o herbolario antes de realizar cambios importantes en su régimen de salud

ENCONTRAR HIEDRA AQUI

Me encantan tus preguntas y comentarios