Sudar, es algo natural y la forma que tiene nuestro cuerpo de enfriarse y deshacerse de las toxinas. Algunas personas sudan más que otras y en climas calientes o húmedos, se suda mucho más.

No se puede evitar el sudor, pero a veces, un sudoración excesiva puede convertirse en un trastorno, conocido con el nombre de hiperhidrosis.

Ante un trastorno de sudor excesivo, los antitranspirantes y desodorantes pueden empeorar la situación, y el uso de productos químicos fuertes, para enmascarar el problema, puede llegar a ser perjudicial.

Sintomas del sudor excesivo

Antes de nada, si tiene este problema, es necesario que consulte con el médico, ya que el sudore excesivo, puede ser un signo de enfermedad o un trastorno, especialmente si nota los siguientes síntomas:

  • Sudoración visible, empapando la ropa
  • Piel agrietada y escamada
  • Ablandamiento y descomposición de la piel
  • Húmedad continua en las palmas de las manos y plantas de los pies
  • Olor fuerte en los pies.
  • Exceso de sudor solo en algunas ocasiones

Alimentos prohibidos para el sudor Excesivo

Cafeína – La cafeína sobre-estimula el sistema nervioso central, provocando la liberación de adrenalina en el cuerpo. Esto da como resultado un aumento de la temperatura interna.

Aquellos que estimulan las glándulas sudoríparas – como el curry picante, los postres azucarados, los pimientos y chiles y cualquier platos con altas concentraciones de aceites hidrogenados.

Los que pueden empeorar el olor del cuerpo – como el ajo y la cebolla.

Alimentos con toxinas – como los alimentos procesados, esto hará que el cuerpo luche por expulsarlos mediante el sudor.

Alimentos recomendados para el sudor Excesivo

Uvas – Las uvas están llenas de antioxidantes, que eliminan las toxinas y, refrescan el cuerpo mediante la regulación de la temperatura interna, deteniendo el sobrecalentamiento y la sudoración.

Beber un vaso de zumo de uva o comer entre 10 y 15 uvas diarias para el sudor excesivo.

Remedios Naturales para el sudor excesivo

Té de salvia – Tomar una taza de té de salvia 3 o 4 veces al día puede reducir en gran medida la sudoración debido a que posee grandes cantidades de magnesio y vitaminas del grupo B, que controlan la actividad de las glándulas sudoríparas y, a su vez, reduce la sudoración excesiva en las axilas.

Vinagre – esto ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. Tome una mezcla de 2 cucharadas de vinagre natural con una cucharadita de vinagre de manzana tres veces al día con el estómago vacío, media hora antes de las comidas principales.

Jugo de Tomate – Otra solución es beber un vaso diario de jugo de tomate recién exprimido. Los antioxidantes en los tomates eliminan muchas de las toxinas que suelen salir a través de la sudoración. Los tomates también pueden mejorar la circulación sanguínea.

Si se aplica el jugo de tomate directamente en la piel, actúa como un antiséptico y aprieta los poros.

Verde de Trigo – es rico en proteínas y vitamina B6, B12, C y ácido fólico. Puede neutralizar los ácidos y toxinas presentes en la sangre y la alta concentración de vitamina B puede reducir la producción excesiva de las glándulas sudoríparas.

Beber un vaso de jugo de hierba de trigo todos los días puede resolver los problemas de nervios y reducir la sudoración excesiva.

Remedios de la abuela para el sudor excesivo

Patata – este método antiguo es extremadamente eficaz para reducir la sudoración en las axilas, el cuello y los pies.

Cortar una patata cruda por la mitad y frotarla en las axilas, en los pies o en las areas donde exista la sudoración excesiva antes de aplicar el desodorante.

Agua de Hamammelis Esta hierba es un astringente natural y actúa como un antitranspirante cuando se aplica a la piel. Seca la zona de la piel donde se aplica, evitando así, el crecimiento excesivo de bacterias en la piel.

Este método es particularmente eficaz para la sudoración facial.

Aceite del árbol del té – El árbol del té es un astringente natural y un poderoso antibacteriano.

Se puede aplicar a las zonas con sudor excesivo que emiten mal olor.

Aceite de coco – El aceite de coco puede eliminar las bacterias que causan el olor del sudor porque contiene ácido láurico.

Sin embargo, el aceite de coco, puede manchar la ropa así que hay que utilizar una cantidad muy pequeña y aplicar dándo un pequeño masaje hasta asegurarnos que la piel lo haya absorbido correctamente.

Podemos hacer un desodorante natural que nos mantendrá frescos todo el día si hacemos una pasta con:

  • 3 cucharaditas de aceite de coco
  • 3 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharaditas de manteca de karité,
  • unas gotas de aceite esencial de arbol de té.

Aplicar esta pasta diariamente.

 

Almidón de maíz y bicarbonato de sodio – mezlcar almidón de maíz con bicarbonato de sodio y agua hasta hacer una pasta.

Limpiar bien la piel.

Aplicar la pasta directamente sobre la piel y lavarse con agua después de media hora.

Consejos naturales para el sudor excesivo

Afeitar las axilas y el área de la ingle – El sudor se acumula en el cabello, promoviendo el crecimiento de bacterias, que son las responsables del mal olor. Reducir la humedad y evitar que se acumule también permite que la piel este más aireada, ayudandola así a enfriarse y haciendo más fácil que el sudor se evapore.

Eliminar el exceso de peso – la grasa corporal extra actúa como un aislante, aumentando la temperatura interna del cuerpo y por lo tanto, aumenta la producción de sudor.

Mantenerse hidratado – El agua regula la temperatura corporal, expulsando las toxinas a través de la micción. Cuando estamos convenientemente hidratados, el cuerpo se mantiene a una temperatura baja y suda menos.

Beba mucha agua y otros líquidos durante todo el día.

Estrés, nerviosismo y ansiedad – Todo esto puede desencadenar un exceso de sudoración. Ciertas emociones y recuerdos activan automáticamente las glándulas sudoríparas.

Es necesario encontrar una vía de escape diaria para rebajar todas estas emociones.

Ropa – Los materiales y estilos que usamos pueden aumentar o minimizar la sudoración. Los materiales sintéticos atrapan el calor debido,  mientras que las fibras naturales, como el algodón, el lino, el cáñamo, la seda o la lana son más transpirables, permitiendo un mejor flujo de aire.

Ninguna de las soluciones que aquí proponemos sirven como alternativa al tratamiento medico que pueda estar siguiendo, solamente proveemos información sobre algunos suplementos minerales y complementos nutricionales que pueden ayudarle a mejorar y aliviarle de los efectos secundarios de su tratamiento. No abandone nunca su tratamiento y consulte con su medico sobre tomar complementos alimenticios.

Me encantan tus preguntas y comentarios